Turquía pide la extradición de un ciudadano mexicano de origen turco de Camboya

Osman Karaca, ciudadano mexicano de origen turco.

La Embajada de Turquía en Nom Pen, capital de Camboya, intentó engañar a las autoridades camboyanas solicitando la extradición del ciudadano mexicano Osman Karaca, de origen turco.

Supuestamente Karaca está afiliado al movimiento Gülen, a quien el Gobierno turco culpa del fallido intento de golpe de Estado de 2016, y parece ser la última víctima del gobierno de Erdogan, que utiliza las embajadas turcas para espiar, perfilar y acosar a personas inocentes y respetan la ley que viven en el extranjero.

Para garantizar su puesta en libertad y evitar un intento de extradición ilegal, la Embajada de México en Hanoi, acreditada en Camboya, tuvo que transmitir una nota verbal para demostrar la ciudadanía mexicana de Karaca y adjuntar una copia de su pasaporte en su comunicación a las autoridades camboyanas.

Karaca fue detenido en Nom Pen el 14 de octubre de 2019 por la policía antiterrorista camboyana a petición de la Embajada de Turquía. Según el informe de la policía, la misión diplomática turca dio un aviso falso a la policía camboyana y acusó a Karaca de tener un pasaporte mexicano falso. Por lo tanto, Karaca fue detenido basándose en el argumento inventado por la embajada. La Embajada de Turquía siguió entonces una táctica difamatoria contra Karaca y exigió su deportación debido a la falta de un documento de viaje internacional.

El caso de Karaca revela una vez más el uso fraudulento de las instalaciones diplomáticas por parte de los funcionarios de Erdogan y su experiencia en tramar la deportación de personas afiliadas al movimiento Gülen.

La nota verbal transmitida por la Embajada de México a las autoridades camboyanas competentes:

La campaña de recopilación de información de inteligencia y elaboración de perfiles de críticos y sus organizaciones por parte de la Embajada de Turquía en Nom Pen sigue un patrón similar al que se observa en otras misiones diplomáticas que Turquía mantiene en otros países. La táctica, que no tiene precedentes en escala e intensidad, creó un escándalo en muchas partes del mundo, incluida Europa, donde los diplomáticos turcos fueron objeto de un mayor escrutinio. En un caso extremo, los fiscales suizos lanzaron una investigación criminal y emitieron órdenes de arresto contra dos funcionarios de la Embajada turca por intentar secuestrar a un empresario suizo-turco.

Turquía también hizo intentos similares en Brasil. El empresario turco Ali Sipahi, que vivía en el país desde 2007, fue detenido el 6 de abril de 2019 en Sao Paulo por una solicitud de extradición de Turquía. Sipahi, de 31 años, propietario de un restaurante en Sao Paulo, es ciudadano brasileño desde 2016. El juez del Tribunal Supremo de Brasil, Edson Fachin, ordenó la liberación de Sipahi el 7 de mayo de 2019, a la espera de una decisión sobre el caso de extradición. El caso fue desestimado más tarde cuando las autoridades brasileñas dictaminaron que los cargos eran de naturaleza política y no encontraron ningún delito que justificara su extradición a Turquía.

La Cancillería mexicana, su misión diplomática en Hanoi y su consulado honorario en Camboya están trabajando actualmente para asegurar la liberación de Karaca, un destacado empresario que adquirió la ciudadanía mexicana en 2018. Amigos de la Universidad Nacional Autónoma de México ya han lanzado una campaña para impedir la extradición de Karaca a Turquía.

La Embajada de México en Hanoi informó a las Secretarías del Interior y de Relaciones Exteriores de Camboya sobre la nacionalidad de Karaca y compartió una copia de su pasaporte mexicano por medio de una nota verbal fechada el 15 de octubre. La embajada también recordó a las autoridades camboyanas la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, en particular el artículo 36, así como el compromiso del Gobierno mexicano de proporcionar protección y asistencia consular a sus ciudadanos.

El artículo 36 de la Convención establece que «los funcionarios consulares podrán comunicarse libremente con los nacionales del Estado que envía y visitarlos. Los nacionales del Estado que envía deberán tener la misma libertad de comunicarse con los funcionarios consulares de ese Estado y de visitarlos «, añadiendo que «los funcionarios consulares tendrán derecho a visitar al nacional del Estado que envía que se halle arrestado, detenido o en prisión preventiva, a conversar con él y a organizar su defensa ante los tribunales».

Al respecto, la Embajada de México pidió a las Secretarías a proporcionar información sobre la situación legal actual de su ciudadano, Karaca.

El Código de Procedimiento Penal de Camboya regula la extradición de extranjeros. Según el artículo 573 del código, “no se podrá dictar una orden de extradición cuando los hechos enjuiciados sean de carácter político”.

Como Ayda Ünlü, la embajadora turca en Nom Pen, conoce bien el estatus de Karaca y la naturaleza política de la demanda, no dudó en violar tanto las convenciones internacionales como las regulaciones del Estado receptor al presentar argumentos falsificados a la policía camboyana para ganarse los elogios del presidente Erdogan.

El presidente turco inicó una campaña de persecución contra el movimiento Gülen después de importantes investigaciones de corrupción en diciembre de 2013 que incriminaron a Erdogan, a los miembros de su familia y a sus socios políticos y empresariales. Un mes más tarde, en enero de 2014, una denuncia de envíos ilegales de armas por parte de la inteligencia turca a yihadistas en Siria creó más problemas para el gobierno de Erdogan por alimentar encubiertamente una guerra civil en el país vecino.

La orden de espiar a las personas y organizaciones afiliadas a Gülen llegó a principios de 2014, y los voluntarios del movimiento fueron perseguidos con acusaciones falsas de terrorismo. En julio de 2016 Erdogan organizó un golpe de falsa bandera para establecer la oposición, incluyendo el movimiento, para la persecución masiva, empujó al ejército a invadir el norte de Siria y se declaró a sí mismo el presidente imperial de la nueva Turquía. (NordicMonitor-Proderechos.org)