Erdogan admite públicamente haber dado instrucciones a la judicatura

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, criticó a los jueces que absolvieron a un ex general turco y, por primera vez, admitió públicamente que había dado instrucciones a la judicatura.

Desde el fallido intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2016, Turquía ha sido testigo del despido de más de 30.000 militares turcos del ejército y de la detención de miles de antiguos soldados. Los militares encarcelados han recibido penas de cárcel de que oscilan entre los 6 años y la cadena perpetua.

Mientras que las discusiones sobre si Erdogan utilizó la intentona militar para rediseñar el ejército turco todavía continúan, Erdogan admitió sus instrucciones al poder judicial para castigar a los soldados turcos.

La absolución del general turco enfureció a Erdogan

El teniente general Metin İyidil fue detenido en espera de juicio durante tres años y condenado a cadena perpetua por su presunta participación en el fallido intento de golpe de Estado. Sin embargo, el Tribunal de Apelación anuló el fallo del tribunal inferior sobre la apelación de İyidil y dictaminó la absolución y la liberación de İyidil.

Los argumentos del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) sobre el intento de golpe de Estado se han vuelto más controvertidos tras la absolución de un general militar.

El teniente general Metin İyidil.

Cualquier intento de cuestionar el fallido intento de golpe de Estado es visto como un tabú en Turquía. Los fiscales inician inmediatamente las investigaciones sobre cualquier demanda para cuestionar la veracidad del golpe del 15 de julio. La absolución de İyidil ha reavivado las discusiones sobre el golpe y la justicia turca, cuya imparcialidad se discute, ha tomado medidas pronto y ha ordenado la nueva detención de İyidil.

Erdogan hizo algunos comentarios en una rueda de prensa sobre el caso de İyidil antes de volar a Berlín para una conferencia sobre la guerra civil de Libia.

“Es un acontecimiento muy molesto para la judicatura (turca), no es (ni siquiera) comprensible. ¿Cómo puede un tribunal tomar este tipo de medidas? Hemos dado las órdenes necesarias”, dijo Erdogan.

Además, señaló en su declaración: “¿Cómo podría un tribunal absolver o liberar a un hombre previamente condenado a cadena perpetua? Gracias a los esfuerzos del ministerio de Justicia y de nuestros fiscales, fue detenido poco después en una operación conjunta con el ministerio del Interior. Ahora está en prisión y ha comenzado a cumplir su condena”.

Problema de la imparcialidad judicial en Turquía

El régimen de Erdogan purgó a unos 5.000 jueces y fiscales en los últimos tres años, y unos 2.500 de ellos fueron puestos entre rejas. Los dos miembros del máximo tribunal del país (Tribunal Constitucional) siguen en prisión. Con el nuevo sistema presidencial, Erdogan ha adquirido el poder de nombrar a los miembros de los tribunales superiores de Turquía, como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Casación y el Consejo de Estado. (boldmedya.com)