El periodista Altan: “La comunidad internacional debe examinar el estatus legal de cada periodista encarcelado”


Mehmet Altan, periodista y economista que había estado encarcelado tras un intento de golpe de Estado en Turquía el 15 de julio de 2016 durante casi dos años, ha dicho al PEN inglés que la comunidad internacional debería examinar la situación legal de todos los periodistas encarcelados en el país y dar publicidad como muestra de apoyo para ellos.

“La aplicación de las normas universales de derecho en Turquía dará libertad a los periodistas encarcelados y pondrá fin a todas las demás formas de injusticia”, dijo Altan en una entrevista publicada en el sitio web de la organización cuando se le preguntó cómo PEN English podía apoyar a los escritores encarcelados en Turquía.

“Tal vez sería útil que la situación legal de cada periodista encarcelado fuera examinada y publicada según el archivo de su caso específico.”

“Una solución permanente puede ser lograda a través de regulaciones legales concretas que prevengan los vínculos arbitrarios entre el terrorismo y las actividades de los medios de comunicación.”

Altan fue detenido por primera vez el 10 de septiembre de 2016 por acusaciones de sentar las bases para el golpe militar a través de un programa de televisión y arrestado por un tribunal junto con su hermano Ahmet Altan, un destacado novelista y periodista.

Fue puesto en libertad en junio tras haber sido condenado a cadena perpetua hace cuatro meses, aunque tanto el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como el Tribunal Constitucional de Turquía habían dictaminado que su encarcelamiento había violado su derecho a la seguridad y la libertad, así como a la libertad de expresión.

PEN English le preguntó a Altan si había estado esperando su liberación.

“Creía que una vez que reinara el Estado de derecho de nuevo, mi victimización se resolvería de alguna manera”, dijo Altan.

“Aun así, despertar de una siesta a los alegres gritos de mis compañeros de celda y enterarme por el telediario de que me iban a soltar fue una gran sorpresa.”

Su hermano Ahmet Altan, por otra parte, condenado a cadena perpetua, sigue siendo uno de los cientos de periodistas encarcelados en Turquía.