Un video expone la negligencia de la policía turca mientras muere de un ataque al corazón el profesor torturado bajo custodia

El portal de noticias Bold Medya ha publicado un vídeo que muestra la negligencia de los agentes de policía turca en la muerte de Gökhan Açıkkollu, un profesor de historia purgado que murió de un ataque al corazón mientras estaba detenido en Estambul en 2016.

En el video Gökhan Açıkkollu, quien fue torturado durante 13 días antes de su ataque cardíaco, es visto en una celda de una persona con otros cuatro reclusos en el sótano de un edificio del departamento de policía de Estambul.

Gökhan Açıkkollu fue detenido el 24 de julio de 2016 por cargos falsos de conspiración golpista y terrorismo y permaneció bajo custodia policial durante 13 días, durante los cuales fue sometido a tortura física y psicológica hasta su muerte.

Alrededor de las cuatro de la mañana del 5 de agosto, comienza a mostrar signos de malestar. Se acerca a los barrotes y llama a los agentes de policía durante unos minutos, pero no aparece nadie.

Cuando regresa a su cama, los espasmos comienzan unos minutos más tarde, lo que despierta a los demás detenidos en la celda.

Se necesitan cuatro minutos más para que los oficiales de la sala de detención lo saquen de la celda, momento en el cual ya no muestra signos de vida.

Según el testimonio de un médico que también estaba detenido en el mismo edificio Açıkkollu no tenía pulso cuando se le pidió que realizara un masaje cardíaco.

La fiscalía compartió el vídeo con los familiares de la víctima, que lo habían solicitado basándose en el testimonio de testigos presenciales de otros detenidos, según los cuales había sido devuelto a su celda medio consciente de la tortura.

La fiscalía, sin embargo, no publicó todas las imágenes solicitadas, sino sólo los últimos 55 minutos, en los que se mostraban los últimos momentos de vida de Açıkkollu.

En un informe titulado “Tortured to Death” (Torturado hasta la muerte), los investigadores del Stockholm Center for Freedom (SCF) el 21 de noviembre de 2017 expusieron el caso Gökhan Açıkkollu,del profesor de 42 años quien fue torturado durante 13 días y murió ni siquiera haber realizado una declaración oficial ante la policía.

La tortura, los malos tratos, el trato abusivo, inhumano y degradante de las personas privadas de sus libertades en los centros de detención y las cárceles de Turquía se han convertido en una norma, en lugar de una excepción, debido al aumento de la euforia nacionalista y el fanatismo religioso en el país tras un controvertido intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016. (SCF – turkishminute.com)