«Los reclusos de las prisiones de Turquía no están protegidos contra el coronavirus»

Un informe elaborado por la Asociación de Juristas por la Libertad (ÖHD) ha revelado que los reclusos de las superpobladas prisiones de Turquía corren un alto riesgo de contraer el COVID-19, causado por el coronavirus, ya que no se están tomando medidas para protegerlos.

Más de 300.000 reclusos en las prisiones de Turquía han sido motivo de grave preocupación para las organizaciones de derechos humanos y sus familias desde que se confirmó el primer caso de COVID-19 en Turquía el 11 de marzo.

Los grupos de derechos humanos han estado pidiendo al Gobierno turco que libere a los reclusos o los ponga bajo arresto domiciliario, como han hecho algunos países a raíz de la pandemia mundial, que hasta ahora se ha cobrado la vida de 30 personas en Turquía.

El informe de la ÖHD se redactó tras las inspecciones de algunas prisiones de las regiones oriental y sudoriental de Turquía.

Comunicado de prensa de la Asociación de Juristas por la Libertad (ÖHD).

El informe muestra que a los internos de algunas prisiones no se les da desinfectantes ni colonia para protegerse del virus. Hay relatos de algunos reclusos que dicen que a los guardias de las prisiones no les importa la higiene cuando realizan registros en las celdas de las cárceles y que se lleva a los reclusos a reunirse con los visitantes sin guantes o máscaras higiénicas. El informe también mostró que, a pesar de las advertencias de los funcionarios sobre el distanciamiento social, los guardias de la prisión y los soldados en las prisiones tienden a congregarse en grupos.

El informe pedía la liberación inmediata de los presos enfermos y de los que están en prisión preventiva.

El Gobierno turco dice que está trabajando en una medida para la liberación de los reclusos para evitar un brote de COVID-19 en los centros penitenciarios del país; sin embargo, dice que los condenados por terrorismo no se beneficiarán del nuevo acuerdo.

Miles de ciudadanos críticos de todas las clases sociales fueron arrestados en Turquía tras el fallido intento de golpe de Estado de julio de 2016, acusados de terrorismo con el pretexto de la lucha antigolpista. (turkishminute.com)