La Comisión de Helsinki pide a expertos que testifiquen sobre los abusos autoritarios de las notificaciones rojas de Interpol

La Comisión de Helsinki de Estados Unidos escuchó las recomendaciones de los expertos sobre cómo prevenir el abuso autocrático de la organización policial internacional Interpol durante una audiencia en Washington.

La Comisión para la Seguridad y la Cooperación en Europa, también conocida como la Comisión de Helsinki de Estados Unidos, organizó la audiencia en Washington, en medio del creciente apoyo bipartidista a una ley para frenar los abusos de los gobiernos autoritarios contra el sistema de Interpol.  

“Esta comisión está particularmente preocupada por el abuso políticamente motivado de Interpol por parte de Estados autocráticos que desean acosar y detener a sus oponentes en el extranjero, a menudo con la esperanza de juzgarlos por cargos criminales falsos”, dijo el copresidente de la Comisión, Roger Wickers, al presentar el panel de expertos reunido para discutir el tema.

Los Estados autoritarios han utilizado cada vez más las notificaciones rojas de Interpol para acosar, detener y extraditar a disidentes políticos, a pesar de que la normativa de Interpol lo prohíbe.

Desde que sobrevivió a un intento de golpe de Estado en julio de 2016, el Gobierno turco ha emitido miles de notificaciones rojas, en las que pide a la policía de todo el mundo que localice y detenga provisionalmente a su objetivo a la espera de su extradición.

Turquía designó como parte de una “organización terrorista” a cualquier persona asociada con el movimiento Gülen, a quien culpa del intento de golpe, “y los persiguió agresivamente por todo el mundo”, dijo el director de Freedom House, Nate Schenkkan, miembro del panel.

“Turquía cargó decenas de miles de solicitudes de detención en los sistemas de Interpol… Lo que es más sorprendente, Turquía trajo de vuelta al menos a 104 ciudadanos turcos de 21 países”, dijo Schenkkan.

“Al menos 30 de ellos fueron secuestros”, dijo.

Schenkkan fue acompañado en el panel por la abogada de inmigración Sandra A. Grossman, el académico de la Universidad de Columbia Alexander Cooley y Bruno Min, asesor jurídico y político principal de la ONG Fair Trials, con sede en el Reino Unido.

La Comisión de Helsinki se creó en 1975 para animar a los Estados miembros a cumplir sus compromisos con la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. (Ahvalnews.com)