Erdogan: «Turquía tiene derecho a matar a personas en el extranjero que amenazan la seguridad nacional»

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (AFP)

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha dicho que su país tiene derecho a matar a personas en el extranjero a las que Turquía considera una amenaza para su seguridad nacional, y ha añadido que pronto llegarán buenas noticias sobre el tema.

En una aparente referencia al reciente asesinato del líder del Estado Islámico (EI) Abu Bakr al-Baghdadi por las fuerzas estadounidenses en Siria, Erdogan dijo: “Algunos países encuentran a los terroristas que ven como amenazas a su seguridad nacional dondequiera que estén y los matan. Esto significa que reconocen que Turquía también tiene ese derecho. Esto incluye a los terroristas con los que se dan la mano y alaban mucho. Si Dios quiere, pronto daremos buenas noticias a nuestra nación sobre este asunto”.

Los comentarios de Erdogan han generado preocupación entre sus críticos, quienes son etiquetados como terroristas por el Gobierno turco.

Erdogan ha estado llevando a cabo una campaña sin precedentes contra los seguidores del movimiento Gülen en los últimos años, acusando al movimiento de haber planeado un fallido golpe de Estado en julio de 2016. El movimiento niega rotundamente cualquier implicación en la intentona golpista.

Miles de seguidores del movimiento han huido del país para evitar la cárcel, ya que más de 600.000 personas han sido imputadas por los vínculos del movimiento y más de 30.000 han sido encarceladas como parte de estas investigaciones.

Erdogan también acusa a los kurdos que apoyan al Partido Democrático de los Pueblos (HDP) de tener vínculos con el terrorismo.

El año pasado Garo Paylan, el diputado del HDP de Estambul, anunció que el Gobierno turco estableció un equipo de asesinos para asesinar a opositores del gobierno en el extranjero. Paylan dijo que confirmó esta información de múltiples fuentes y que habría una serie de asesinatos de ciudadanos turcos en el extranjero, principalmente en Alemania.