Víctima de la purga que perdió a dos hijas mientras estaba en la cárcel fue condenada a 25 años de cárcel


Enis Evren Civelek, una víctima de purga encarcelada en Turquía que perdió a cuatro miembros de su familia en un accidente de tráfico, incluyendo a sus dos hijas menores de edad, mientras regresaban de una visita a la prisión, ha sido sentenciado a 25 años y seis meses de cárcel por cargos de terrorismo, según informó Medya Bold.

Civelek es una de las innumerables víctimas de la masiva purga de Turquía de seguidores del movimiento Gülen, que el Gobierno turco califica de organización terrorista.

La esposa de Civelek, sus dos hijas de 3 y 8 años, su madre y su suegro le visitaron en la Prisión de Keskin, en la provincia de Kirikkale, en el centro de Turquía, a principios de diciembre. En un accidente de tráfico de camino a su casa en Düzce, sus dos hijas, su madre y su suegro, murieron inmediatamente, mientras que su esposa Hatice fue hospitalizada con costillas rotas y otras lesiones.

A Civelek se le permitió asistir a los funerales de su madre e hijas en la provincia de Düzce y también visitar a su esposa en el hospital de Ankara. Fue devuelto a la cárcel dos días después del accidente, a pesar de que un psicólogo le advirtió que podía suicidarse en la cárcel.

La última audiencia del juicio de Civelek se celebró el lunes en el Tribunal Penal Superior 13 de Ankara, al final de la cual se le impuso una pena de 25 años y seis meses de cárcel por pertenecer a una organización terrorista y dirigir una organización terrorista. La sentencia es casi el doble de la pena que se solicitaba en la acusación.

Los expertos en derecho sostienen que un acusado no puede ser condenado por pertenencia a una organización prohibida y por dirigir una organización prohibida en el mismo veredicto.

Civelek, un antiguo profesor, ha estado entre rejas desde junio de 2017. Su esposa Hatice, maestra de escuela primaria, fue una de los miles de maestros que fueron despedidos de sus puestos de trabajo por un decreto gubernamental emitido en septiembre de 2016 debido a supuestos vínculos con Gülen.

En juicios similares, los tribunales dictaron sentencias a los acusados, ya sea por cargos de pertenencia a una organización terrorista o por dirigir una organización terrorista. En el caso de Civelek, el tribunal lo condenó por ambos cargos.

Los cargos contra Civelek provienen del tiempo que sirvió como administrador en una residencia de estudiantes vinculada al movimiento Gülen en Ankara hace 13 años.

La esposa de Civelek, Hatice, hospitalizada desde diciembre con costillas rotas y otras lesiones sufridas en el accidente, pidió a las autoridades que al menos enjuiciaran a su marido sin mantenerlo en detención preventiva inmediatamente después del accidente, alegando su inocencia. Hatice Civelek también es víctima de la purga.

Cientos de miles de seguidores del movimiento Gülen han sido perseguidos en Turquía por acusaciones falsas de terrorismo desde el fallido intento de golpe de Estado de julio de 2016.