Una muerte sospechosa más en una prisión turca: El empresario Demirkale encontrado muerto en su celda


Davut Demirkale, un empresario turco que fue arrestado por sus presuntos vínculos con el movimiento Gülen el 8 de julio de 2018 en la ciudad sureña de Mersin, ha sido encontrado muerto en circunstancias sospechosas en prisión.

Los medios de comunicación turcos informaron de que Demirkale fue encontrado muerto en una celda de la prisión de Mersin, presuntamente ahorcado con una sábana y dejó una nota en la que decía que no podía soportar la injusticia.

Sin embargo, Mersin Siyaset, un sitio web de noticias locales, informó el sábado que un fiscal ha iniciado una investigación sobre la base de que la muerte de Demirkale en prisión es sospechosa. Algunos medios de comunicación también han alegado que Demirkale fue encontrado muerto con las manos atadas.

Demirkale era pariente de un prominente empresario de Mersin, Mahmut Aslan, dueño de una compañía llamada Arbel Foods y que, en 2004, se postuló como candidato a la alcaldía de Mersin del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en las elecciones. Aslan también fue detenido por la policía la semana pasada, pero pronto fue puesto en libertad bajo control judicial.

La muerte de Demirkale es la última de una serie de muertes en prisión en Turquía que ha despertado sospechas desde un intento fallido de golpe de Estado en 2016, tras el cual el Gobierno turco dirigido por el islamista presidente Recep Tayyip Erdogan lanzó una purga sin precedentes que llevó a decenas de miles a la cárcel.

Las denuncias de violaciones de los derechos humanos de los prisioneros, incluidas la tortura y el asesinato, han circulado ampliamente desde el intento de golpe de Estado y han sido documentadas por numerosos grupos, entre ellos el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Amnistía Internacional y Human Rights Watch.