Una anciana kurda enferma será liberada de la prisión turca


Sisê Bingöl, una mujer anciana y enferma que cumple condena por terrorismo desde 2017, será puesta en libertad condicional según su abogada.

La abogada de Bingöl, Gülşen Özbek, dijo a Gazete Fersude que se espera que la mujer sea liberada por la noche.

Hace unos meses, un informe médico preparado por el Consejo de Medicina Forense de Turquía (ATK) para Bingöl afirmaba que ha estado fingiendo estar más enferma de lo que está a pesar de un informe anterior que decía que el estado de su salud la hace incapaz de permanecer en prisión.

El sitio web de noticias Gerçek Artı informó sobre la evaluación de la ATK para la mujer encarcelada, afirmando que su último examen realizado el 7 de enero por la ATK concluyó que la anciana estaba en condiciones de permanecer en la cárcel. Un informe anterior de la Universidad de Mersin, enviado a la ATK en noviembre, afirmaba que Bingöl ni siquiera recordaba su nombre, no sabía la fecha, no reconocía a las demás reclusas y no podía controlar su vejiga.

El informe médico de la universidad recomendó la suspensión de su sentencia.

A pesar de su avanzada edad y de una serie de problemas de salud, fue condenada a cuatro años y dos meses de prisión por “ayudar consciente y deliberadamente a una organización terrorista” en abril de 2017 y enviada a prisión junto con su hijo, que fue juzgado por los mismos cargos. Actualmente está encarcelada en la prisión de Tarsus. Hasta ahora se han rechazado las peticiones de su abogada para que la mujer sea puesta en libertad condicional.

Bingöl fue detenida por primera vez en una aldea de la provincia de Muş en abril de 2016, acusada de pertenecer a una organización terrorista, y puesta en libertad tres meses después, debido al deterioro de su estado de salud.

Hay 1.154 presos enfermos en las cárceles turcas, 402 de ellos en estado grave, según anunció la Asociación de Derechos Humanos en una conferencia de prensa celebrada en julio en Diyarbakir.