Un tribunal turco ordena indemnizar a una víctima de ByLock


Un tribunal turco ha ordenado que se pague una indemnización a una de las muchas personas falsamente detenidas por la policía bajo sospecha de haber sido asociadas con el movimiento Gülen debido a la aplicación de mensajería de ByLock, según informó el sábado el diario progubernamental turco Hürriyet.

Las autoridades turcas creen que ByLock es una herramienta de comunicación entre los supuestos seguidores del movimiento Gülen. Decenas de miles de personas, incluyendo funcionarios públicos, oficiales de policía, soldados, empresarios e incluso amas de casa, han sido despedidos o arrestados por usar ByLock desde un controvertido intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016.

Los afectados por el fallo del tribunal fueron detenidos por tener la aplicación de comunicación cifrada llamada ByLock. En la purga que siguió a la intentona, muchos fueron detenidos simplemente porque supuestamente se descubrió que tenían la aplicación ByLock en sus teléfonos móviles. Sin embargo, desde entonces se ha demostrado que muchos supuestos usuarios de ByLock no descargaron activamente la aplicación, socavando así la justificación de sus detenciones, como el caso del presidente honorario de Amnistía internacional en Turquía.

Posteriormente, más de 11.000 personas presentaron reclamaciones de indemnización contra el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, alegando que habían sido detenidas ilegalmente.

Según el informe del diario Hürriyet, un tribunal de la provincia de Bursa ha confirmado una de estas afirmaciones y ha ordenado al Tesoro turco que pague 500 liras turcas (unos 100 dólares) a un profesor, S.T., en concepto de indemnización por daños y perjuicios, tras haber sido detenido durante dos días por la policía en octubre de 2017, después de que ByLock fuera supuestamente encontrada en su teléfono.