Un solicitante de asilo turco de 5 años de edad diagnosticado con cáncer en Atenas


Un niño de 5 años de Estambul, que huyó de la caza de brujas del Gobierno turco a Grecia junto con su madre, ha sido diagnosticado con leucemia en Atenas.

“Nail Koçal, un refugiado turco de 5 años de edad en Grecia, fue diagnosticado con leucemia el jueves. Sus valores sanguíneos son tan bajos que inmediatamente comenzó el tratamiento de quimioterapia. Necesitan sus oraciones y el apoyo de Alemania”, dijo el domingo el periodista exiliado Cevheri Güven.

Güven añadió en un hilo de tuits que el padre de Nail Koçal, Şaban Koçal, ya había solicitado asilo en Alemania, a la espera de la reunificación familiar.

Se acusa a la familia Koçal de tener vínculos con el movimiento Gülen en Turquía. El Sr. Kocal escapó a Alemania tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, mientras que su esposa Birgül Koçal y sus dos hijos tuvieron que permanecer en Turquía durante algún tiempo. En Estambul, Birgül Koçal había pasado algún tiempo en detención preventiva junto con Nail, de 4 años de edad en aquel entonces, antes de que finalmente huyeran a Grecia.

“Nail conoció las condiciones de la prisión cuando sólo tenía 4 años. Ni siquiera se le permitía jugar con sus juguetes. Lo que él y su madre pasan es como una parte de una novela. Fueron a Grecia a buscar asilo después de su liberación después de un largo período de arresto”, dijo el periodista Güven.

Las mujeres son acusadas de proporcionar becas, organizar ventas caritativas, depositar dinero en el banco privado Bank Asya, enviar a sus hijos a escuelas afiliadas al movimiento Gülen, suscribirse a los periódicos Zaman o Bugün o utilizar la aplicación de mensajería inteligente ByLock. Las mujeres que acuden a los hospitales para el control de natalidad o para dar a luz también han sido blanco claro de la caza de brujas llevada a cabo por el gobierno Erdoğan después del golpe de Estado.

Las mujeres y madres que han sido encarceladas durante la represión sin precedentes han sido sometidas a tortura y malos tratos en centros de detención y prisiones como parte de la campaña sistemática de intimidación y persecución de críticos y opositores del Gobierno turco, reveló un informe titulado “Mujeres encarceladas en Turquía: Campaña sistemática de persecución y miedo” lanzada en abril de 2017 por Stockholm Center for Freedom (SCF).

En varios casos, las madres fueron detenidas en el hospital inmediatamente después de dar a luz y antes de que tuvieran la oportunidad de recuperarse. Muchas madres fueron encarceladas mientras visitaban a sus esposos encarcelados, dejando a sus hijos varados en el caos resultante.

En un informe de 28 páginas publicado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en marzo de 2018 se hacía hincapié en la detención, el arresto y la tortura de mujeres embarazadas y niños en Turquía en 2017.

El informe señala que “la ACNUDH estima que aproximadamente 600 mujeres con niños estaban detenidas en Turquía en diciembre de 2017, incluidas unas 100 mujeres embarazadas o que acababan de dar a luz.”

“Inmediatamente después de que se aprobara su solicitud de reunificación familiar y recibieran los documentos necesarios, mientras Birgül Koçal y sus dos hijos se preparaban para partir hacia Alemania, empezaron a aparecer manchas moradas en el cuerpo de Nail. El diagnóstico inicial (leucemia) fue hecho por un médico turco, también refugiado, en Grecia”.

Ahora que Nail fue llevado a un hospital en Atenas para un tratamiento extensivo, la familia Koçal está tratando de reunirse en Grecia. “El sistema inmunológico de Nail sufrirá durante el tratamiento de quimioterapia y perderá su cabello. Necesita ver a su padre que ha estado lejos durante meses. Aquellos que tienen el poder de cabildear en Alemania pueden ayudar a acelerar el proceso la expedición de pasaporte de su padre”, sostuvo el periodista Güven.