Un día cualquiera en Turquía: El fiscal ordena la detención de 1.112 personas en un día por sus supuestos vínculos con el movimiento Gülen


El Fiscal General de Ankara ordenó el martes la detención de 1.112 personas como parte de una represión masiva contra los seguidores del movimiento Gülen.

Los sospechosos fueron acusados de hacer trampa en un examen por ser subjefe de policía hace 8 años, según la agencia de noticias estatal Anadolu.

Anadolu informó de que al menos 124 de ellos fueron detenidos durante las operaciones policiales en 76 provincias.

El ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, prometió el domingo otra operación a gran escala contra el movimiento Gülen.

«Nos estamos preparando para otra operación a gran escala contra ‘FETÖ'», dijo Soylu, usando el término despectivo acuñado por los círculos del gobierno para referirse al movimiento, agregando:  «Les dejaremos boquiabiertos.  Todavía están presentes y esperan a que el gobierno se debilite. Ni siquiera los demonios tienen la capacidad de engañar. Pero este país tiene niños que lo cuidarán».

Mientras tanto, en Tokat y Ankara, la policía detuvo el martes a 21 sospechosos por los enlaces del movimiento.

Tras el controvertido intento de golpe de Estado, el gobierno emprendió una caza de brujas masiva contra los seguidores del movimiento Gülen con el pretexto de una lucha antigolpista, como resultado de la cual más de 150.000 personas fueron destituidas de sus puestos de trabajo en el Estado, 33.000 de las cuales eran agentes de policía, mientras que más de 50.000 fueron encarceladas y unas 600.000 personas fueron investigadas por acusaciones de terrorismo.  (SCF, turkishminute.com)