Turquía cierra 3 periódicos más y un canal de televisión


Tres periódicos, Özgürlükçü Demokrasi, Halkın Nabzı y Welat, con sede en Diyarbakir, y el canal de televisión Avantaj TV fueron cerrados por el Gobierno turco con un decreto de emergencia publicado en la el Boletín Oficial de Estado de Turquía (Resmi Gazete) el domingo.

El decreto estatutario Nº 701, emitido bajo el estado de emergencia (OHAL, por sus siglas en turco), también ordenó el cierre de 12 asociaciones.

El decreto establece que los medios de comunicación y las asociaciones fueron cerrados debido a “sus vínculos y asociaciones con organizaciones o estructuras terroristas, formaciones o grupos que el Consejo de Seguridad Nacional ha determinado que operan en contra de la seguridad nacional del Estado”.

En virtud del decreto, todos los bienes, derechos y documentos y la deuda contraída con las instituciones de medios de comunicación cerradas y las asociaciones se transfirieron al Tesoro. No se exigirá ni se reclamará nada al Tesoro en relación con las deudas de los medios de comunicación y asociaciones cerrados.

En marzo de 2018, la policía allanó la sede central de Özgürlükçü Demokrasi y las autoridades se hicieron cargo de toda la operación del periódico. Además del periódico, la imprenta Gün Matbaacılık que publicó tanto Özgürlükçü Demokrasi como Welat también fue incautada.

14 empleados de Özgürlükçü Demokrasi, incluido el editor en jefe İshak Yasul, están acusados de “pertenecer a una organización terrorista”, “difusión de propaganda para una organización terrorista” y “publicación de declaraciones de organizaciones terroristas”. Seis de los 14 periodistas se encuentran actualmente en detención preventiva.

Desde la declaración del estado de emergencia en julio de 2016, se han cerrado más de 190 medios de comunicación mediante decretos de emergencia.

Turquía ocupa el puesto 157 entre 180 países en la clasificación mundial de la libertad de prensa de 2018, según el informe de Reporteros sin Fronteras (RSF). Si Turquía pierde dos lugares más, estará en la lista negra de países que tienen el historial más pobre en libertad de prensa.