Turquía: Cientos de miles de personas investigadas en dos años por vínculos con grupos armados


El Gobierno turco ha iniciado investigaciones sobre un total de 612.347 personas en toda Turquía debido a su presunta pertenencia a “organizaciones terroristas armadas” durante los últimos dos años, según las estadísticas que publicó el académico y activista activista de derechos humanos Yaman Akdeniz.

Akdeniz, quien compartió las estadísticas que recopiló en su cuenta personal de Twitter, dijo que sólo en 2017, los fiscales turcos iniciaron investigaciones sobre casi medio millón de personas sospechosas de tener vínculos con organizaciones armadas ilegales.

Akdeniz declaró que las estadísticas publicadas por el Ministerio de Justicia indican que “se han abierto investigaciones sobre 457.425 personas presuntamente fundadoras, ejecutivas o miembros de organizaciones armadas, tal como se definen en el artículo 314 del Código Penal turco (TCK, por sus siglas en turco)”.

“Sólo 65.308 casos iniciados de acuerdo con esta ley se dieron por cerrado”, dijo Akdeniz, añadiendo que en 2016 se iniciaron más de 155.000 investigaciones sobre la misma base, lo que hace un total de 612.347 en dos años.

Las cifras muestran un aumento dramático con respecto a los seis años anteriores. Entre 2010 y 2015, el número de investigaciones sólo superó las 50.000 en una ocasión, en 2014.

Turquía fue gobernada bajo estado de emergencia durante dos años, comenzando poco después de que el gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) dirigido por el presidente Recep Tayyip Erdogan sobreviviera a un controvertido intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016.

Cientos de miles de personas han sido arrestadas o despedidas de sus puestos de trabajo bajo el estado de emergencia, que otorgó mayores poderes a los oficiales de seguridad. Muchos de los detenidos han sido acusados de pertenecer al movimiento Gülen, mientras que otros han sido acusados de tener vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Sin embargo, el gobierno ha sido acusado de utilizar el estado de emergencia para atacar a sus críticos y opositores políticos.

“El mundo no nos entiende. Si usted recorriera el mundo entero no encontraría a más de 457.000 personas investigadas por vínculos terroristas”, escribió en Twitter el abogado de derechos humanos Kerem Altıparmak.

“En sólo un año, si se saca a los niños de la ecuación, se han abierto investigaciones sobre casi el 1 por ciento de la población. ¿Qué espera exactamente que se le entienda, y por quién?” Altıparmak continúa. Los funcionarios del AKP han acusado a los críticos internacionales de la reciente represión de no entender las amenazas únicas que enfrenta Turquía de enemigos nacionales e internacionales.

Otras estadísticas reportadas por Akdeniz muestran que en 2017 se iniciaron más de 20.000 investigaciones por insultar al presidente Erdogan, una violación del Artículo 299 del Código Penal.

Los casos se iniciaron sobre la base de 6.033 de esas investigaciones, con lo que el total de casos contra los sospechosos de insultar a Erdogan en dos años asciende a 10.222.

Cientos de miles de personas en Turquía han sido objeto de procesos judiciales en los últimos dos años por cargos de pertenencia al movimiento Gülen desde un intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016, dijo un funcionario del Ministerio de Justicia turco en un simposio el 19 de julio de 2018.

“Se han llevado a cabo procedimientos legales contra 445.000 miembros de esta organización”, dijo la agencia de noticias islamista progubernamental de Turquía İLKHA citando al subsecretario adjunto del Ministerio de Justicia turco Ömer Faruk Aydıner.