Tribunal turco condena a cadena perpetua agravada a destacados periodistas

Un tribunal turco ha condenado a seis destacados periodistas a cadena perpetua por el controvertido intento de golpe militar en Turquía el 15 de julio de 2016. Tres fueron condenados por ayudar al movimiento de Gülen, incluso después de que el tribunal superior turco ordenara la liberación de uno de ellos.

El 26º Juzgado Penal Superior de Estambul en el Complejo Penitenciario de Silivri ha dictado el viernes sentencias de cadena perpetua agravada para destacados periodistas Ahmet Altan, Mehmet Altan, Nazli Ilicak; dos ex empleados del ahora cerrado periódico Zaman: el director de mercadeo Yakup Simsek y el director de arte Fevzi Yazici; y el ex profesor de la Academia de Policía Sükrü Tugrul Özsengül.

Mehmet Altan, profesor de economía y periodista, y su hermano periodista/novelista Ahmet Altan, fueron acusados de dar mensajes subliminales en un programa de televisión un día antes del intento de golpe de estado. Nazli Ilicak, otra periodista veterana, también fue condenada a cadena perpetua.

Otros tres acusados, entre ellos Yazici y Simsek, también fueron condenados a cadena perpetua por intentar presuntamente cambiar el orden constitucional y derrocar al gobierno. El tribunal absolvió al gerente de la empresa de publicidad Tibet Murat Sanliman. Sanliman fue liberado antes bajo palabra.

El juicio de los periodistas se reanudó el lunes. Durante la audiencia final del viernes en el 26º Tribunal Superior Penal de Estambul, el juez dio 10 minutos a cada uno de los acusados para que hicieran sus observaciones finales.

Todos los sospechosos solicitaron su absolución y negaron las acusaciones formuladas contra ellos. Ilicak y Mehmet Altan pidieron al tribunal que cumpliera una sentencia del Tribunal Constitucional el mes pasado que ordenó la liberación de Altan y de otro periodista encarcelado, Sahin Alpay. Ilicak dijo que su caso era similar al de Mehmet Altan y que también debía ser puesta en libertad.

“Las decisiones del Tribunal Supremo y de la Corte Constitucional demuestran que soy inocente”, dijo Nazli Ilicak en su declaración final. “Le pido que tome su decisión en el contexto de esos precedentes y solicito mi absolución”, añadió.

“He sido juzgado cientos de veces, dijo Ahmet Altan. “He sido juzgado bajo dominio militar, en los juicios del 28 de febrero (1997) y por los monstruos llamados Tribunales de Seguridad del Estado (DGM). Es la primera vez que me enfrento a un tribunal que está cometiendo un delito constitucional. Por lo que a mí me consta, no hay equivalente en la historia otomana o republicana.”

El poder judicial turco está siendo criticado por actuar por órdenes del autocrático presidente turco Recep Tayyip Erdogan y no basar sus decisiones en la ley. Los jueces turcos que toman decisiones que molesten a Erdogan son reemplazados o encarcelados.

Ahmet Altan, Mehmet Altan e Ilicak se encuentran entre los 17 acusados de pertenecer al presunto “brazo mediático” del movimiento Gülen, al que el gobierno turco acusa de un intento fallido de golpe de Estado el 15 de julio de 2016.
Tanto Mehmet Altan como Ahmet Altan, que fueron detenidos el 10 de septiembre de 2016, fueron acusados de enviar mensajes “subliminales” sobre la intentona en un programa de televisión un día antes del golpe de Estado.

Harlem Désir, Representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación, ha reaccionado a la decisión del tribunal y declaró en su cuenta de Twitter el viernes que estaba “¡Consternado por la decisión judicial de hoy de encarcelar a periodistas como #NazliIlicak, #AhmetAltan & #MehmetAltan a cadena perpetua en #Turquía! ¡Pido a Turquía que invierta la decisión de hoy y libere a los periodistas!”.