Tragedia en la frontera Grecia-Turquía: Cuatro personas desaparecidas tras el naufragio de un bote en el río Evros


Una mujer y sus tres hijos desaparecieron después de que un bote que transportaba a varios solicitantes de asilo turcos que huyeron de Turquía debido a la continua represión del gobierno contra los seguidores del movimiento Gülen volcara en el río Evros a lo largo de la frontera entre Turquía y Grecia el miércoles por la noche, informó Euronews turco.

Euronews identificó a los desaparecidos como Hatice Akçabay, de 36 años, y sus tres hijos, Ahmet Esat, de siete años, Mesut, de cinco, y Aras, de un año.

El padre de los niños, Murat Akçabay, y otras cuatro personas en el bote fueron rescatados. Las autoridades griegas informaron a Euronews de que se les retiene en una comisaría de policía en la frontera turca.

Equipos de rescate de la Agencia de Gestión de Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD) estaban trabajando para salvar a la mujer y a sus tres hijos en la parte turca del río.

Murat Akçabay, que estuvo detenido en la estación de Isakio en Dimetoka, dijo al medio de comunicación turco Bold TV lo que han vivido en el río Evros en la madrugada del jueves: “Nosotros, nueve refugiados, nos subimos a un bote inflable. Luego se subieron dos traficantes de personas. En total éramos 11 personas en el bote. Creo que chocamos algo así como una roca en medio del río. El barco fue perforado y empezamos a dar la vuelta. De repente el bote se volcó y todos caímos al agua. Las demás personas se aferraron a las ramas de los árboles al lado derecho del río”.

“Mi esposa y yo nos fuimos en medio del río mientras tratábamos de sostener a nuestros hijos. Mi esposa estaba sosteniendo a nuestro pequeño bebé, y yo intenté sostener a nuestros dos hijos. Ahmet Esat, nuestro hijo de 7 años llevaba chaleco salvavidas para poder nadar. Pero mi otro hijo se sumergió. En ese momento mi esposa se fue a la deriva y luego se agarró a una rama. Le grité: “No sueltes la rama, te rescataré”. Mientras trataba de resistir en las olas, vi que ella no estaba donde estaba antes. Grité una y otra vez, pero no he vuelto a oír su voz”.

La policía turca también ha detenido al parecer a Yunus Akçabay, el tío de tres niños desaparecidos que intenta localizar desesperadamente a sus sobrinos perdidos y a su madre. Se afirma que no había ninguna acusación dirigida por la policía contra él, salvo la de ayudar a las autoridades a buscar y rescatar a sus sobrinos y a su cuñada.

El 13 de febrero, al menos tres personas murieron y otras cinco desaparecieron después de que otro barco que transportaba a un grupo de ocho personas volcó en el río Evros mientras buscaba escapar de la represión post-golpista en Turquía.