The Guardian: “Turquía pide la extradición de un abogado británico de origen turco por hacer propaganda del terrorismo en Twitter”

Özcan Keles, de origen turco y ciudadano británico, compareció el lunes ante el tribunal de primera instancia de Westminster acusado de difundir propaganda por Internet, informó The Guardian.
El abogado Keles que ha presentado pruebas ante el Parlamento se enfrenta a una posible extradición a Turquía por cargos de terrorismo.
El caso de Keles es el último de una serie de acciones de extradición de alto perfil en los tribunales británicos contra críticos u opositores al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Todos los casos hasta la fecha han sido desestimados por motivos políticos o porque el sistema penitenciario de Turquía viola los derechos humanos. El más reciente se refería a un propietario de medios de comunicación, Hamdi Akın İpek, dijo The Guardian.
En 2017, el primer ministro turco, Binali Yildirim, visitó Londres e instó a Theresa May a extraditar a empresarios y activistas fugitivos que vivían en Gran Bretaña y que supuestamente estaban involucrados en el fallido golpe militar de 2016 en Ankara y Estambul.
Decenas de miles de periodistas, abogados y funcionarios públicos siguen encarcelados en Turquía tras el fallido intento de golpe de Estado. El gobierno de Erdogan culpó a los seguidores de Fethullah Gülen, exiliado en EEUU.  Gülen ha negado su participación.
Keles, que está preparando su doctorado en sociología de los derechos humanos en la Universidad de Sussex, es abogado no ejerciente y miembro de la asociación Gray’s Inn. En 2016, como presidente de la Dialogue Society, declaró ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento sobre las relaciones del Reino Unido con Turquía.
La solicitud de extradición alega que Keles es miembro del FETO, la presunta “organización terrorista”.  El Reino Unido no lo considera una organización terrorista.
Los documentos de extradición entregados a la Fiscalía de la Corona afirman que Keles usó sus cuentas de redes sociales para compartir fotos y videos de Gülen como propaganda. Keles niega todas las acusaciones.
Las autoridades turcas dicen que Keles se enfrentaría a una pena de hasta 10 años de prisión si fuera condenado por pertenencia a una presunta “organización terrorista armada”.
Hannah Raphael, del despacho de abogados de BCL Solicitors, quien representa a Keles, dijo: “En otras jurisdicciones europeas, este tipo de casos no han iniciado, presumiblemente porque las autoridades consideran que son abusivos y no deberían cruzar la línea de salida”.
Según informó The Guardian, un portavoz del Ministerio del Interior dijo: “Podemos confirmar que Ozcan Keles fue detenido esta mañana en relación con una solicitud de extradición de Turquía. El ministro del Interior debe certificar una solicitud válida de extradición de un territorio de categoría 2, a menos que se apliquen ciertas excepciones limitadas de la Ley de Extradición de 2003. En este caso, ninguna de esas excepciones se aplica”.