Soldados turcos torturan a pastores kurdos

Los pastores kurdos Nasir Tas y Ramazan Aktas de una aldea en el distrito Semdinli de la provincia de Hakkari fueron torturados por soldados turcos cuando llevaban a sus ovejas a pastar la madrugada del jueves.

Según informó la agencia de noticias pro kurda Mesopotamia (MA), los pastores llevaban a sus ovejas a pastar a primera hora de la mañana, cuando un grupo de soldados de una avanzada en Durak les cortaron el paso y les torturaron con las culatas de las armas y las porras, además de abofetearles y patearles.

Los soldados torturaron a Tas y Aktas hasta que se desmayaron y luego dejaron a los hombres a la intemperie para que murieran y abandonaron la zona. Los pastores fueron descubiertos horas más tarde por sus familiares y fueron llevados inmediatamente al Hospital Público de Semdinli.

La agencia de noticias pro kurda Fırat (ANF) informó que Aktaa fue dado de alta del hospital, mientras que Tas todavía está bajo observación y tratamiento. Tas tiene fractura de pómulo y muestra signos de tortura en los hombros, brazos y otras partes del cuerpo.

Tas (56) dijo a MA que un grupo de ocho soldados se les acercó y les preguntó dónde estaban los miembros del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Tas dijo: “Les dijimos que nos despertamos y sacamos a nuestros animales, así que no lo sabíamos. Tan pronto como dijimos eso, los soldados empezaron a torturarnos. Tomaron mi bastón y empezaron a golpearme con él. Luego nos golpearon con las culatas de sus armas. Nos patearon y nos abofetearon durante mucho tiempo. Después de esta tortura me llevaron a las orillas del río, me metieron la cabeza en el agua y dijeron: ‘Eres un terrorista, te mataremos’. Nos golpearon por más de dos horas.”

Tas dijo que les dijo a los soldados que estaba ayunando pero que ellos continuaron con la tortura, y dijo: “¿No crees en Dios? ¿Por qué haces esto?” Pero la tortura aumentó. Tas también dijo que los soldados hicieron cuatro disparos a su lado durante la tortura y que tiene suerte de estar vivo.

Tas dijo que perdieron el conocimiento debido a la tortura y que sus familiares los encontraron horas más tarde en la cima de una montaña en una zona boscosa fuera de la vista donde los habían dejado morir.

“El incidente ocurrió a las 8:00 de la mañana. Perdimos el conocimiento. Las mujeres vinieron a ordeñar las ovejas al mediodía, pero no nos vieron. Así que salieron a buscarnos. Después de un rato nos encontraron en ese lugar remoto, inconscientes, y les avisaron a los otros aldeanos. Luego nos llevaron al hospital.”

Mientras tanto, la ANF también informó de que los guardias de prisiones atacaron a los reclusos de la prisión de la provincia de Van e hirieron a tres de ellos, que tuvieron que ser hospitalizados.

Según su informe, los reclusos de la prisión, la cual ha sido objeto de denuncias de tortura desde el día en que abrió sus puertas, llamaron a los guardias después de que uno de ellos enfermara el 29 de mayo.

Los guardias, sin embargo, no llegaron a la sala, lo que dio lugar a una pelea, después de la cual varios guardias llegaron y atacaron a los prisioneros. El informe dice que tres prisioneros resultaron heridos, fueron llevados al hospital para recibir tratamiento y luego regresaron a su pabellón.