Se dictaron órdenes de detención contra 300 profesores en un mes en Ankara, la capital de Turquía


La Fiscalía General de Ankara ha dictado órdenes de detención el mes pasado contra 300 maestros que trabajaban en escuelas fundadas por personas cercanas al movimiento Gülen, según informó el sitio web de noticias tr724.

Las escuelas fueron cerradas y los maestros fueron despedidos por el Gobierno como parte de una caza de brujas lanzada después de un fallido golpe de Estado el 15 de julio de 2016.

El Fiscal General Yüksel Kocaman, que dirige la operación dirigida contra el movimiento Gülen, fue el fiscal de la prisión de Pinarhisar cuando el presidente Recep Tayyip Erdogan fue encarcelado allí durante cuatro meses en 1999.

El 15 de noviembre de 2017, Kocaman se negó a cumplir con un fallo del tribunal de casación que decía que simpatizar o seguir las publicaciones del movimiento Gülen no es suficiente para declarar a una persona miembro del movimiento, que fue designado como organización terrorista por el presidente Erdogan y su Gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP).

Erdogan y el Gobierno del AKP persiguieron una campaña represiva contra el movimiento Gülen tras las operaciones de corrupción en diciembre de 2013, en la que estaban implicados el círculo íntimo del Gobierno y el entonces primer ministro Erdogan.

Erdogan también acusa al movimiento Gülen de haber planeado un intento de golpe de Estado en Turquía el 15 de julio de 2016.

A pesar de que el movimiento negó enérgicamente su participación en el golpe fallido, Erdogan lanzó una caza de brujas contra el movimiento después del golpe de Estado.