Periodista turco detenido desde hace dos años relata su vida tras las rejas

El siguiente cuestionario, realizado por la Plataforma para el Periodismo Independiente P24, forma parte de una encuesta destinada a revelar las condiciones a las que se enfrentan los periodistas encarcelados en Turquía, ya sea en detención preventiva o condenado. Además de documentar los problemas que los periodistas pueden estar enfrentando durante su tiempo en prisión, esta encuesta también tiene como objetivo ayudar a mejorar el ambiente carcelario. 

İbrahim Karayeğen rellenó el cuestionario durante una visita de los abogados de P24 a la prisión en junio de 2018.

Nombre: İbrahim Karayeğen

El periodista İbrahim Karayeğen trabajó durante 12 años como editor nocturno para el periódico Zaman antes de que fuera cerrado en 2016 por un decreto ley bajo el estado de emergencia. Karayeğen está en prisión preventiva desde julio de 2016 como parte del “caso Zaman”. Aunque la acusación acusaba inicialmente a Karayeğen de cargos de “golpe” y “pertenencia a un grupo terrorista”, la opinión final adicional que el fiscal presentó sobre el caso pide hasta 22,5 años de prisión para Karayeğen por “dirigir una organización terrorista armada”.

Prisión: Prisión de Silivri

Detenido desde: 25 de julio de 2016

En detención preventiva o condenado: En detención preventiva

 

  1. ¿Está detenido con otros reclusos o está en régimen de aislamiento? ¿Con cuántas personas comparte usted el pabellón/celda de la prisión?

Comparto la habitación de la prisión con otros dos reclusos. Pero me transfirieron a esta sala sólo después de que me mantuvieran en régimen de aislamiento durante seis meses y medio. Tuve que presentar peticiones dos veces para ser transferido a una habitación compartida.

  1. ¿Cuántas horas al día se le permite salir al patio o al pabellón?

Se nos permite salir al patio de la habitación de la prisión. Su puerta se abre a las 8:15 de la mañana, justo después del conteo matutino. Se nos permite salir al patio hasta las 7:30 de la tarde. La parte superior del patio está cubierta con malla metálica.

  1. ¿Ha tenido algún problema con la comida servida en la cárcel? ¿Cumple el alimento servido con sus necesidades sanitarias y/o dietéticas?

No, no he tenido problemas. No tengo una dieta especial.

  1. ¿Ha tenido problemas para satisfacer sus necesidades diarias como calefacción, agua caliente para la ducha/baño, lavandería, limpieza, etc.?

Ninguno por el momento. Pero cuando me encarcelaron por primera vez, me pusieron en una sala llena de gente: éramos 24 personas. Sin embargo, sólo había dos instalaciones de aseos con ducha, lo que distaba mucho de satisfacer nuestras necesidades.

  1. ¿Sufre de alguna enfermedad crónica? ¿Tiene que tomar medicamentos regularmente? ¿Tiene acceso a un médico y/o psiquiatra siempre que lo necesite? ¿Ha tenido alguna dificultad para obtener sus medicamentos recetados?

No. Pero tengo algunos problemas dentales. Me tuvieron que extraer dos dientes. Mis peticiones médicas no han sido atendidas en lo que respecta a la salud dental.

  1. ¿Ha tenido problemas para enviar o recibir cartas?

La restricción de la comunicación sigue vigente. No puedo recibir ni enviar cartas.

  1. ¿Se ha enfrentado a alguna limitación con respecto a libros, periódicos u otras publicaciones que haya solicitado? ¿Cuántos libros se le permiten en su pabellón/celda de la prisión?

A cada recluso se le permite tener un máximo de 10 libros. No he tenido ningún problema en conseguir periódicos para leer, pero [la dirección de la prisión] nos entregó una larga lista de libros y editoriales prohibidos.

  1. ¿Con qué frecuencia pueden visitarle sus abogados o su familia inmediata? ¿Se permite que otros parientes o amigos le visiten?

No se me permite recibir visitas de nadie que no sea mi familia inmediata. Mi abogado sólo podía visitarme durante una hora cada semana; teníamos que estar acompañados por un funcionario de la prisión en todo momento y la visita era grabada. Sin embargo, estas restricciones han sido levantadas últimamente.

  1. ¿Ha recibido la visita de un miembro del Parlamento? En caso afirmativo, ¿podría nombrar a los que vinieron a su visita?

No.

  1. ¿Ha tenido problemas para preparar su declaración de defensa? ¿Tiene acceso a un ordenador, a la biblioteca y al archivo de su caso mientras trabaja en su declaración de defensa?

Se me permite usar los ordenadores en el cuarto donde los reclusos pueden trabajar en sus declaraciones de defensa durante tres horas cada semana. Pero esto no es suficiente. Y mis peticiones de tiempo extra a menudo son rechazadas.

  1. ¿Ha sido objeto de malos tratos o de acoso físico o verbal? En caso afirmativo, ¿ha presentado una queja y, en caso afirmativo, qué ocurrió después de su queja?

Ha habido pequeños problemas, pero no he presentado ninguna queja. Una vez, cuando me quejé de la forma en que se llevaba a cabo el registro corporal, todos los funcionarios de prisiones empezaron a gritarme. Gritaron: “Podríamos hacer un cacheo al desnudo si tuviéramos que hacerlo”. Durante el tiempo que estuve en régimen de aislamiento, me sometieron a cierta intimidación cuando me dijeron que tenía que ponerme de pie cuando llegara el oficial de la cárcel.

  1. ¿Han sido atendidas sus demandas en sus peticiones? ¿Cuáles de sus peticiones han sido atendidas o no?

(Sin respuesta.)

  1. Por favor, indique cualquier otro problema/demanda/limitación que no se haya mencionado anteriormente.

Me mantuvieron bajo custodia durante cinco días. Fui objeto de violencia física e insultos en la división antiterrorista del Departamento de Policía de Estambul. Fui sometido a un trato inhumano y degradante. Me enfrenté a graves problemas de salud tanto durante la custodia como durante mis primeros 45 días en prisión. A pesar de que todo esto ha sido documentado en informes médicos, se me negó el servicio de salud. El médico de la prisión me remitió a un hospital, pero esa remisión fue rechazada [por la administración penitenciaria] debido al estado de emergencia.