Organizaciones internacionales instan a Mogherini y Hahn a que aborden la libertad de expresión durante su visita a Turquía


El 22 de noviembre, la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad/Vicepresidenta Federica Mogherini, y el comisario europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn estarán en Turquía para el diálogo político de alto nivel entre la Unión Europea y Turquía. La delegación turca estará encabezada por el Ministro de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavuşoglu, ahora también responsable de Asuntos de la UE.

En el Diálogo, discutirán todas las cuestiones de interés y preocupación común, entre ellas las cuestiones clave de política exterior, como los acontecimientos en Siria, Irán e Irak. También debatirán las relaciones bilaterales entre la UE y Turquía, la cooperación en materia de migración y lucha contra el terrorismo y otras cuestiones sectoriales importantes.

Ocho importantes grupos internacionales de libertad de prensa y libertad de expresión pidieron a los funcionarios de la Unión Europea (UE) que planteen la cuestión de la libertad de expresión de Turquía durante el diálogo político de alto nivel entre la UE y Turquía.

A la atención de:

Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad/Vicepresidenta Federica Mogherini, Sra. Federica Mogherini,

Comisario Europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Sr. Johannes Hahn,

Nosotros, las organizaciones abajo firmantes, instamos a los funcionarios de la Unión Europea (UE) a discutir la crisis de la libertad de expresión de Turquía y la fractura del Estado de Derecho durante su diálogo político de alto nivel con el Gobierno turco el 22 de noviembre de 2018.

Más de 160 periodistas están encarcelados hoy en día en Turquía, y cientos más están siendo juzgados por ejercer su derecho a la libertad de expresión. En 2018, el Índice Mundial de Libertad de Prensa clasificó a Turquía en el puesto 157 de 180 países, según el nivel de libertad de que gozan los periodistas. Desde 2016, la posición de Turquía en el índice ha disminuido progresivamente desde 151 en 2016 y 155 en 2017. Los periodistas y los medios de comunicación son en su mayoría objeto de acusaciones de afiliación, pertenencia o propaganda de una organización terrorista, acusaciones relacionadas principalmente con el intento de golpe de Estado de julio de 2016. A pesar de que el 18 de julio de 2018 se levantó el estado de emergencia, que duró dos años, y de que se sustituyó por una legislación igualmente restrictiva, esos ataques siguen produciéndose. Solo la semana pasada, el 16 de noviembre de 2018, en una operación dirigida contra la sociedad civil, se detuvo a 13 personas, entre las que se encontraban académicos, periodistas y abogados, sospechosos de cargos similares, algunos de los cuales fueron puestos en libertad posteriormente bajo control judicial.

Tras el intento de golpe de Estado de julio de 2016, las autoridades turcas tomaron medidas enérgicas contra la prensa y los periodistas independientes, lo que provocó el cierre generalizado de medios de comunicación, el despido de 10.000 trabajadores de los medios de comunicación y el enjuiciamiento masivo de periodistas. Hasta la fecha, el sistema judicial turco no ha proporcionado reparación en estos casos, lo que constituye una señal más del deterioro del Estado de Derecho en Turquía.

La respuesta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) a esta situación ha sido débil hasta ahora: se ha centrado en la necesidad de agotar los recursos internos como principio de admisibilidad de los casos ante el Tribunal, y no ha reconocido plenamente el impacto de la represión de la que son víctimas los periodistas turcos y la sociedad civil. Cuando se han dictado sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre periodistas, las autoridades turcas las han ignorado de forma flagrante y no las han aplicado. La nueva legislación introducida en Turquía, que en muchos casos incluye disposiciones relativas a medidas supuestamente temporales y excepcionales introducidas en el marco del estado de emergencia para responder al intento de golpe de Estado, también ensombrece el respeto de los derechos humanos en el país.

Les recordamos que, de conformidad con los Tratados, el objetivo de la Unión Europea “es promover la paz, sus valores y el bienestar de sus pueblos” y que “en sus relaciones con el resto del mundo, la Unión afirmará y promoverá sus valores e intereses”, incluida la contribución a la protección de los derechos humanos. Dado el mandato de sus funciones dentro del sistema de la Unión Europea, les instamos a que incluya las cuestiones mencionadas en el centro de su conversación con el Gobierno turco durante el diálogo político de alto nivel previsto en Ankara el 22 de noviembre de 2018. En particular, les pedimos que se comprometan con las autoridades turcas con miras a acordar medidas concretas destinadas a la protección de los periodistas y los defensores de los derechos humanos en Turquía, en aras del respeto del derecho a la libertad de expresión en Turquía. Por último, pedimos que la UE haga hincapié en la necesidad de que Turquía mejore concretamente su respeto del Estado de Derecho y de los derechos humanos, como requisito previo para una mayor profundización de las relaciones entre la UE y Turquía.

21 de noviembre de 2018

Atentamente,

ARTICLE 19

International Press Institute

European Federation of Journalists

Index on Censorship

Reporters Without Borders

PEN International

English PEN

Norwegian PEN

Articolo 21