Orden de detención dictada contra diplomáticos turcos acusados de secuestro


La Oficina del Fiscal General de Suiza ha dictado una orden nacional contra dos diplomáticos turcos por presunto secuestro de un empresario suizo en Turquía. La inmunidad diplomática no se aplica a los hombres, que también son acusados de espionaje.

La oficina confirmó el lunes que arrestarán a los ciudadanos turcos al entrar en Suiza.

En el momento del presunto incidente, los dos hombres trabajaban para la embajada turca en Berna. Uno trabajaba como agregado de prensa y el otro como segundo secretario de embajada. Ambos hombres ya no residen en Suiza.

Los procedimientos penales contra los dos diplomáticos están en curso desde marzo de 2017. No se les concederá inmunidad diplomática, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores hace tres meses, al juzgar que los presuntos crímenes no están dentro de los límites de las tareas diplomáticas.

Se acusa específicamente a los diplomáticos de haber reunido inteligencia política para otro Estado y de haber intentado secuestrar a un empresario suizo de origen turco.

Se supone que el hombre suizo fue un simpatizante del movimiento Gülen, el cual, según el régimen turco, fue responsable del intento de golpe de Estado que tuvo lugar en julio de 2016. El supuesto secuestro se intentó un mes después del golpe.

El Ministro de Asuntos Exteriores turco ha negado las acusaciones.

Las autoridades suizas dejaron claro a los representantes turcos que las actividades de inteligencia dirigidas contra la diáspora turca en Suiza eran inaceptables, informó el lunes la Agencia Suiza de Noticias.