“Mi único crimen fue ejercer el periodismo”


El periodista turco encarcelado Şirin Kabakçi, que era el encargado de la oficina de Konya para el diario Zaman, el periódico de mayor circulación en Turquía antes de su confiscación y cierre por el Gobierno turco en 2016, dijo el martes en el tribunal que el único crimen que había cometido era dedicarse a la profesión de periodista.

“Llevo 14 meses en la cárcel y sólo ahora puedo expresarme. Mi único delito es ejercer el periodismo”, dijo Kabakçi en su defensa durante la primera audiencia en su juicio en la 35ª Corte Penal Superior en la que el fiscal leyó una lista de las acusaciones contra Kabakçı.

Según los tuits publicados por @P24DavaTakip que ha estado siguiendo los juicios de periodistas en Turquía, el fiscal presentó el registro de seguro de Zaman para Kabakçi, su historial de llamadas telefónicas (HTS), su participación en las protestas contra la detención del ex redactor jefe del diario Zaman, Ekrem Dumanli y el arresto del presidente del ahora cerrado Samanyolu Broadcasting Group, Hidayet Karaca, como prueba contra el periodista.

Kabakçi declaró que no es más que un periodista y dijo: “Comencé a trabajar como periodista en 1990. Niego todas las acusaciones en mi contra. Tengo derecho a recibir un carnet de prensa permanente después de tener un carnet de prensa durante 18 años. Me ganaba la vida de periodista”.

“De acuerdo con nuestras leyes, el deber de un periodista es reportar las noticias en nombre del público. Así que los periodistas realizan un servicio público. La República Turca, que es un Estado de derecho democrático, ha garantizado la libertad de prensa a través de artículos en su constitución y mediante la firma de las convenciones internacionales pertinentes”, dijo Kabakçi, añadiendo: “Protestar tampoco es un crimen, según nuestra constitución. Además, las llamadas telefónicas que hice fueron entrevistas con fines profesionales. También, los viajes internacionales que hice también fueron para seguir las noticias”.