Médicos turcos bajo amenaza severa por criticar la campaña militar turca en Siria

La Asociación de Médicos Turcos (TTB, por sus siglas en turco) ha sido sometida a un gran número de amenazas violentas tras pedir el fin de la campaña militar turca en el noroeste de Siria, según un informe de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional.

Turquía lanzó la ofensiva llamada “Operación Rama de Olivo”, contra las Unidades de Protección Popular (YPG) el 20 de enero. Turquía considera que las YPG es un grupo terrorista y la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha librado una sangrienta guerra de tres décadas contra el Estado turco.

Milena Buyum, una activista de Amnistía Internacional Turquía, ayer pidió una acción urgente en Twitter para proteger a la TTB de las “amenazas de violencia” que había recibido como resultado de su oposición a la operación militar.

La TTB emitió su declaración pidiendo que se pusiera fin a la operación el 24 de enero, lo que condujo a un gran número de amenazas contra la sede central de la organización en Ankara por teléfono, correo electrónico y medios sociales. Estas incluían amenazas anónimas de que la oficina sería asaltada.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, también apuntó a la TTB durante un discurso pronunciado el 26 de enero, y dos sindicatos progubernamentales pidieron protestas fuera de su sucursal de Estambul, programadas para el lunes 29 de enero.

La Asociación de Médicos Turcos se vio obligada a evacuar sus oficinas de Ankara y solicitó protección al gobierno de Ankara, pero no ha recibido respuesta.