Más de 41.000 educadores despedidos desde el intento de golpe de Estado de 2016 en Turquía


Según un informe reciente, un total de 34.000 profesores han sido despedidos junto con 5.882 académicos y 1.372 miembros del personal administrativo de universidades en Turquía como parte de una campaña represiva posterior al golpe de Estado llevada a cabo por el Gobierno turco.

La oficina de Estambul de la Asociación de Derechos Humanos (İHD) publicó un informe sobre las violaciones de los derechos humanos en el sector educativo durante una rueda de prensa el jueves. El número de profesores despedidos asciende a 34.000, el de académicos a 5.882 y el de personal universitario a 1.372, según el informe.

Mientras tanto, el número de profesores que se suicidaron después de perder sus empleos ahora es de 50, dijo la secretaria de la comisión de los derechos educativos de İHD. Los despedidos fueron acusados de tener vínculos con el movimiento Gülen, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) u otros presuntos grupos terroristas.

Turquía sufrió un controvertido intento de golpe militar el 15 de julio de 2016 en el que 249 personas perdieron su vida. Inmediatamente después del golpe de Estado, el gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) junto con el presidente Erdogan culpó al movimiento de Gülen.

Gülen, quien inspiró al movimiento, negó enérgicamente tener ningún rol en el golpe fallido y pidió una investigación internacional sobre él, pero el presidente Erdogan llamando al intento de golpe “un regalo de Dios” y el gobierno iniciaron una amplia purga para limpiar a los simpatizantes del movimiento de las instituciones estatales, deshumanizando a sus figuras populares y poniéndolas bajo custodia.

Turquía ha suspendido o despedido a más de 150.000 jueces, maestros, policías y funcionarios públicos desde el 15 de julio. El 13 de diciembre de 2017, el Ministerio de Justicia anunció que 169.013 personas han sido procesadas por cargos golpistas desde el fallido golpe.

El ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, anunció el 18 de abril de 2018 que el Gobierno turco había encarcelado a 77.081 personas entre el 15 de julio de 2016 y el 11 de abril de 2018 por supuestos vínculos con el movimiento Gülen.