Vídeo: “Los seguidores de Gülen pueden ser condenados a muerte”


Ahmet Akgündüz, rector de la Universidad Islámica de Rotterdam, afirma que, según el Corán, los opositores al Estado turco pueden ser condenados a muerte. Hizo esta declaración en la televisión turca y se refirió a los seguidores de Gülen.

Akgündüz fue llamado por el canal de televisión turco progubernamental AkitTV como rector de la Universidad de Rotterdam. Se le preguntó sobre su opinión acerca de la supuesta “mezquita de Gülen” que se inauguró recientemente en Alemania.

En la conversación que duró más de diez minutos, declaró que, según el Islam y el Corán, los opositores del Estado pueden ser condenados a muerte. A continuación, dijo que el “movimiento Gülen” es culpable por su participación en el intento fallido de golpe de Estado del 15 de julio de 2016 en Turquía y que, debido a este delito, los partidarios de Gülen pueden ser asesinados.

“Akgündüz dice que sólo proclama lo que dice el Islam. Pero no tiene mucho sentido discutir si lo que dice Akgündüz es cierto o no”, dice Maurits Berger, profesor de Islam y Occidente en la Universidad de Leiden.

“Hay dos opiniones en el Islam. Hay un grupo que dice que el Corán dice que el Islam está en contra de la opresión, y que puede rebelarse contra un régimen opresor. El otro grupo dice que hay que obedecer a la autoridad, que la revuelta está prohibida y que se puede obtener la pena de muerte por ello.”

Pero la cuestión es si Akgündüz puede hacer estas declaraciones, así como así, como rector de una universidad holandesa. Berger: “Es la cabeza de una institución que dice ser académica. Si como rector hablas tan fácilmente de la pena de muerte, entonces me pregunto a qué te dedicas.”

No es la primera vez que Akgündüz aparece en las noticias con sus declaraciones. Cuando se convirtió en rector en el año 2000, quedó inmediatamente desacreditado. Luego dijo que los hombres musulmanes podían golpear a sus esposas. También había llamado “gay” a los críticos de Erdogan o a los kurdos “perros”.

En 2015 el entonces ministro de Educación, Jet Bussemaker dijo: “Un rector como testaferro tiene mucha libertad académica, pero también una gran responsabilidad”. Consideró que las declaraciones estaban en conflicto con las normas y los valores neerlandeses.

En marzo del año pasado, en parte debido a estas declaraciones de Akgündüz, se aprobó una ley en el Senado que instruye a los directores de las instituciones privadas a demostrar “responsabilidad social”.

La ministra de Educación Ingrid van Engelshoven ha abierto una investigación sobre las declaraciones de Ahmet Akgündüz. “Si es necesario, retiraré la acreditación de la institución. Estas son declaraciones terribles”, reaccionó la ministra. Un comité especial examinará las declaraciones. “Determinarán lo que se ha dicho exactamente y estudiarán cómo debemos interpretarlo”, dijo Van Engelshoven. (www.rtlnieuws.nl)