Los eurodiputados critican a Pakistán por calificar de terroristas al personal de la escuela vinculada al movimiento Gülen


Varios miembros del Parlamento Europeo han condenado enérgicamente al Tribunal Supremo de Pakistán por una sentencia en diciembre que reconoce como “terroristas” a antiguos miembros del personal de las escuelas turcas establecidas en Pakistán dirigidas por seguidores del movimiento Gülen, informó Euronews.

En una carta al primer ministro pakistaní, Imran Khan, y a la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini, varios miembros del Parlamento Europeo expresaron su consternación por el fallo judicial contra la Fundación Educativa Pak Turk International Çağ (ICEF) y su personal. La principal corte pakistaní calificó a la fundación como una “organización terrorista” en un fallo del 13 de diciembre, después de enfrentarse a una persistente presión de Ankara para que lo hiciera.

En su decisión, el tribunal dictaminó que, dado que Turquía designa a la ICEF y a las instituciones afiliadas a ella como “grupos terroristas”, Pakistán también debe reconocerlos como tales de acuerdo con sus obligaciones internacionales.

Los miembros del Parlamento Europeo dijeron que el fallo del tribunal pakistaní tenía motivaciones políticas.

“Como resultado, varias fuentes confiables y organizaciones de derechos humanos nos informaron que estas escuelas y su personal han estado bajo una presión extrema en Pakistán debido a la repercusión política de los actuales acontecimientos políticos en Turquía.”

La reciente decisión contra la ICEF, afirmaron los legisladores europeos, ha suscitado preocupación entre los parlamentarios. Además, los legisladores que pusieron su nombre en la carta declararon que sentían cierta influencia política sobre el proceso legal.

“Las circunstancias en las que el Tribunal Supremo tomó la decisión mencionada”, añadía la carta, “demostraron que las autoridades turcas habían participado en este proceso por motivos políticos”.

“Estas escuelas y su personal demostraron ser de gran importancia, contribuyendo a la educación y a la coexistencia social en Pakistán y en muchos países europeos”, afirmaron los legisladores en la carta, añadiendo: “Por lo tanto, creemos que estas instituciones educativas no deberían estar sujetas a ningún tipo de decisión legal, que esté motivada políticamente a petición del Gobierno turco y sus autoridades”.

La carta de la UE, en su conclusión, instaba a las autoridades pakistaníes a garantizar la seguridad de los educadores turcos buscados por Ankara. “Por lo tanto, le instamos a usted y al EEAS, especialmente a través de la Delegación de la UE en Pakistán, a que utilicen todos los medios a su alcance para garantizar un ambiente seguro para la Fundación Educativa Pak Turk International Çağ (ICEF) y su personal”. Queda por ver si Pakistán cumple las normas internacionales y el llamamiento de la UE o se pone del lado de Ankara.

Entre los firmantes de la carta se encontraban Ana Gomes, Alyn Smith, Alessia Mosca, Rebecca Harms, Nessa Childers, Margrete Auken, Bart Staes, Julie Ward, Patricia Lalonde y Eva Kaili.