Liberado bajo fianza el profesor turco detenido en Georgia por sus vínculos con el movimiento de Gülen


Mustafa Emre Çabuk con su mujer, hoy en la puerta del Tribunal.

El profesor turco Mustafa Emre Çabuk ha sido liberado bajo fianza por un tribunal georgiano, según Rebecca Harms, eurodiputada y copresidenta de la Asamblea Parlamentaria Euronest.

“Hoy el tribunal decidirá sobre el futuro del profesor Mustafa Emre Cabuk. Espero que regrese con su familia y pueda enseñarles a sus estudiantes en #Georgia tan pronto como sea posible”, escribió Harms por la mañana, luego añadió, “BUENAS NOTICIAS: Mi colega, la diputada Tamar Khulordava de Georgia acaba de escribirme que Mustafa está libre bajo fianza. Estoy muy feliz por él, su familia y por #Georgia.”

Harms ha visitado dos veces a Çabuk en prisión y ha abordado el asunto de que Turquía ejerce presión política sobre Georgia por su extradición con las autoridades en Tiflis.

Durante su último viaje a Georgia a principios de este mes, Harms también se reunió con la esposa y el abogado de Çabuk e instó a las autoridades georgianas a no extraditar a Çabuk, ya que en Turquía no se le concederá un juicio justo ni el debido proceso.


Çabuk, un administrador escolar turco que fue arrestado por las autoridades georgianas el año pasado a petición del gobierno turco, se enfrenta a la extradición a Turquía debido a sus presuntos vínculos con el movimiento Gülen, acusado por el gobierno turco de orquestar un intento fallido de golpe de estado el 15 de julio de 2016.

Mustafa Emre Çabuk era el director del Colegio Demirel y fue detenido por la policía georgiana el 24 de mayo de 2017, tras una visita del primer ministro turco Binali Yildirim a Georgia. Çabuk es acusado de “apoyar a una organización terrorista” y se iniciaron procedimientos para extraditarlo a Turquía. Después de que varios grupos de derechos, entre ellos la delegación de Amnistía Internacional en Georgia y Transparency International instaran a las autoridades a no extraditarlo, Georgia interrumpió temporalmente el proceso de extradición.

El Ministerio de Educación de Georgia había revocado la licencia de enseñanza del Colegio Demirel, un colegio privado fundado en Tiflis por los empresarios afiliados al movimiento Gülen, tres meses después de la detención de su director a petición del gobierno autocrático presidente Recep Tayyip Erdogan.

Georgia revocó anteriormente la licencia de otra escuela afiliada al movimiento Gülen en Batumi. Funcionarios georgianos también detuvieron al empresario turco Sinan Saraç según los medios de comunicación por apoyar al movimiento Gülen.

Un medio de comunicación progubernamental turco dijo que Turquía había enviado a un grupo de 15 personas a Georgia, encargado de espiar a los presuntos seguidores del movimiento Gülen, que “persiguió a Saraç en una operación similar a una película” e informó de la información recopilada a la policía georgiana que posteriormente lo detuvo.