La última víctima de la purga de Erdogan: un bebé de 2 meses

Murat y Esra Yüksel, padres de Selman Yüksel, de dos meses de edad, han sido detenidos por la policía en la provincia de Kocaeli por presuntos vínculos con el movimiento Gülen, acusado por el Gobierno turco de haber planeado un intento de golpe de Estado en julio de 2016.

El movimiento niega cualquier implicación.

Según informa www.turkeypurge.com, el Sr. Yürksel y la Sra. Yürksel llevan meses huyendo debido a una orden de detención pendiente emitida por la Fiscalía General de Giresun por “pertenecer a una organización terrorista armada” y “intentar destruir la unidad del Estado y la nación”.

También se afirmaba que el nacimiento del bebé aún no había sido registrado oficialmente. No tiene carné de identidad.

El bebé fue fotografiado (abajo) por sus familiares varias horas después de que sus padres fueran detenidos por la policía. Ahora está al cuidado de sus abuelos, ambos presuntamente confinados a la cama.

Turquía sufrió un controvertido intento de golpe militar el 15 de julio de 2016 en el que 249 personas perdieron su vida. Inmediatamente después del golpe de Estado, el gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) junto con el presidente Erdogan culpó al movimiento de Gülen.

Gülen, quien inspiró al movimiento, negó enérgicamente tener ningún rol en el golpe fallido y pidió una investigación internacional sobre él, pero el presidente Erdogan llamando al intento de golpe “un regalo de Dios” y el gobierno iniciaron una amplia purga para limpiar a los simpatizantes del movimiento de las instituciones estatales, deshumanizando a sus figuras populares y poniéndolas bajo custodia.

Turquía ha suspendido o despedido a más de 150.000 jueces, maestros, policías y funcionarios públicos desde el 15 de julio. El 13 de diciembre de 2017, el Ministerio de Justicia anunció que 169.013 personas han sido procesadas por cargos golpistas desde el fallido golpe.

El ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, anunció el 18 de abril de 2018 que el Gobierno turco había encarcelado a 77.081 personas entre el 15 de julio de 2016 y el 11 de abril de 2018 por supuestos vínculos con el movimiento Gülen.