La UE reafirma que Turquía debe respetar la separación de poderes


El fin del estado de emergencia en vigor en Turquía desde el intento de golpe de estado de 2016 es un paso positivo según un comunicado de prensa del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

Según la “Declaración del portavoz sobre la decisión de Turquía de no renovar el estado de emergencia”: “Al mismo tiempo, creemos que la adopción de nuevas propuestas legislativas que otorguen poderes extraordinarios a las autoridades y que retengan varios elementos restrictivos del estado de emergencia amortiguaría cualquier efecto positivo de su terminación.”

“Reafirmamos nuestras expectativas de que Turquía aplique las principales recomendaciones del Consejo de Europa, la Comisión de Venecia y otras instituciones pertinentes y respete la separación de poderes entre los poderes ejecutivo y judicial.”

“En vista de la terminación del estado de emergencia, también esperamos que Turquía cumpla y revierta todas las medidas que siguen afectando negativamente al Estado de Derecho, la independencia del poder judicial y las libertades fundamentales que constituyen el núcleo de todo Estado democrático. Estos incluyen la libertad de expresión, la libertad de asociación y los derechos procesales. Y esperamos que las excepciones de Turquía a sus obligaciones en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos cesen con el levantamiento del estado de emergencia.”

“Las mejoras concretas y duraderas en el ámbito del Estado de Derecho y las libertades fundamentales siguen siendo esenciales para las perspectivas de las relaciones UE-Turquía.”