La UE no considera al Movimiento Gülen una “Organización Terrorista”

El coordinador antiterrorista de la UE: La UE no considera al Movimiento Gülen una “Organización Terrorista” 

La Unión Europea no comparte la opinión del gobierno turco de que el movimiento Gülen, que se inspiró en las enseñanzas del erudito turco-musulmán estadounidense Fethullah Gülen, sea una “organización terrorista” y necesitaría ver pruebas “sustanciales” para cambiar su postura, dijo el coordinador de la lucha antiterrorista de la UE.

Según un reportaje de Reuters, es probable que los comentarios de Gilles de Kerchove enfurezcan a Ankara, que acusa al movimiento Gülen de planear un controvertido golpe militar el 15 de julio de 2016, en el que murieron más de 250 personas. Fethullah Gülen y el movimiento han negado la acusación y han condenado el golpe.

Turquía ha acusado durante mucho tiempo a sus aliados de la OTAN, incluidos Estados Unidos y Alemania, de no haber condenado con suficiente fuerza el fallido golpe de Estado, diciendo que parecían más preocupados por la represión de Ankara contra presuntos partidarios del golpe.

“En cuanto al FETO, no lo vemos como una organización terrorista, y no creo que la UE pueda cambiar su posición pronto”, dijo Kerchove, utilizando el acrónimo del gobierno turco para la red de Gülen. “FETÖ”, un término despectivo acuñado por el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y el presidente autocrático turco Recep Tayyip Erdoğan para referirse al movimiento Gülen.

“No solo se necesita evidencia circunstancial, como simplemente descargar una aplicación, sino datos sustanciales concretos que demuestren que estuvieron involucrados …”, dijo a Reuters en una entrevista autorizada para su publicación el jueves.

El gobierno turco ha detenido a unas 50,000 personas, incluidos profesores, policías, periodistas y personal consular de los EE.UU. por presuntos vínculos con el movimiento Gülen. Alrededor de 150,000 personas han sido despedidas o suspendidas de sus trabajos. Algunos han sido detenidos por haber descargado ByLock, una aplicación de mensajería que el gobierno dice que fue utilizada por los golpistas. Otros han sido detenidos por haber tenido llamadas telefónicas con los usuarios de ByLock.

Los grupos de derechos humanos y algunos representantes de la UE acusan a Erdoğan de utilizar la represión para silenciar a los disidentes en Turquía, una acusación que Ankara niega. Afirma que la escala de la represión se justifica porque el movimiento Gülen amenaza la seguridad nacional.

La Agencia Federal de Inteligencia de Alemania (BND) ha dicho que no está convencida de que Gülen estuviera detrás del golpe fallido, en el que los soldados rebeldes usaron tanques y helicópteros para atacar el Parlamento turco y otros objetivos clave.

El gobierno turco también ha pedido, hasta ahora sin éxito, la extradición de Gülen de los Estados Unidos, donde el clérigo vive en un exilio autoimpuesto desde 1999. Las autoridades estadounidenses dicen que sus tribunales requieren pruebas suficientes para ordenar su extradición.

Desde el julio, Turquía había enviado 84 cajas de documentos a Estados Unidos por las presuntas pruebas, ha dicho el embajador turco en Washington, aunque ha reconocido que la evidencia más concreta de la participación directa de Gülen es difícil de encontrar.

Alemania, que ha criticado duramente las detenciones masivas en Turquía, se negó a extraditar a personas que Ankara dice que estuvieron involucradas en el golpe de Estado o vinculadas al movimiento Gülen.

“La decisión sobre la extradición está en manos de todos los Estados miembros, y la mayoría de las veces el poder judicial, el poder judicial independiente, y necesita pruebas contundentes”, dijo Kerchove.