“La tasa de ocupación de las cárceles turcas alcanza el 117 por ciento”


Según datos recientes del Ministerio de Justicia de Turquía, las 449 cárceles del país, con una capacidad de 211.274 plazas, albergan actualmente a 246.426 reclusos.

Un total de 48.924 reclusos están condenados o en prisión preventiva por cargos de terrorismo, mientras que 34.241 de ellos están acusados de pertenecer al movimiento Gülen.

Las autoridades turcas acusan al movimiento Gülen de orquestar un intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016, aunque el movimiento niega rotundamente cualquier implicación.

Después del frustrado golpe de Estado, el Gobierno turco lanzó una campaña de represión contra los seguidores del movimiento, investigando a unas 400.000 personas desde entonces.

Durante una visita oficial a varias prisiones turcas en diciembre de 2016, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura, Nils Melzer, declaró que estaban “significativamente superpobladas”.

Varias organizaciones internacionales de derechos humanos también han denunciado las condiciones en las cárceles turcas, haciendo hincapié en los malos tratos, los abusos y la falta de atención médica.

Amnistía Internacional denunció casos de abusos y torturas, especialmente después del golpe de Estado.

Además de los sospechosos de terrorismo, las cárceles turcas albergan a 55.000 personas encarceladas acusadas de uso o tráfico de drogas, 40.000 de robo y 25.000 de homicidio. (www.turkishminute.com)