La policía turca expulsa por la fuerza a las madres de los reclusos en huelga de hambre para evitar una sentada

El viernes, la policía turca expulsó por la fuerza a las madres de los reclusos en huelga de hambre después de que intentaran realizar una sentada frente a la prisión de Gebze, en la provincia de Kocaeli, para concienciar sobre la situación de sus hijos.
El video que muestra a un oficial de policía empujando a las mujeres con un bastón para que se alejaran de la prisión fue publicado en Twitter por el diputado de la oposición y abogado de derechos humanos Sezgin Tanrıkulu.

«¿Va a abrir una investigación sobre este oficial de policía?» Tanrıkulu preguntó al Ministerio del Interior y a la Oficina del Gobernador de Kocaeli.
La diputada del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) Leyla Güven se declaró en huelga de hambre en noviembre en protesta por la incapacidad del líder del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Öcalan, para hablar con sus abogados, refiriéndose a ello como su «aislamiento».
En marzo, casi 7.000 miembros del HDP, entre ellos prisioneros, se unieron a Güven para protestar por el «aislamiento» de Öcalan, y algunos de ellos incluso se suicidaron para llamar la atención sobre las huelgas de hambre.
Las familias de los reclusos en huelga de hambre han estado tratando de concienciar sobre la situación mediante sentadas y pequeñas manifestaciones.