La oficina local de Amnistía Internacional pide a Kosovo que evite la extradición de profesores turcos


La delegación local de Amnistía Internacional en el distrito de Kirklees, en el Reino Unido, ha pedido al Gobierno kosovar que evite la extradición de los profesores turcos secuestrados el jueves.

“La detención ilegal del presidente de Amnistía Internacional de Turquía, Taner Kilic, nos ha demostrado la arbitrariedad del poder judicial turco. La extradición de profesores turcos a Turquía sin las debidas garantías procesales es un grave error que debe evitarse”, declaró el viernes por la noche la oficina local de Amnistía.

A primeras horas del día, la Human Rights Foundation (Fundación de Derechos Humanos) también pidió al primer ministro y al presidente de Kosovo que liberaran al grupo.

“La HRF considera que el principio de no devolución establecido en el derecho internacional de los derechos humanos, que tiene primacía sobre el derecho interno en los casos que entrañan derechos y garantías fundamentales, debe sopesarse cuidadosamente y aplicarse en toda decisión sobre la concesión o no de solicitudes de deportación o extradición por el Gobierno de Turquía.”

“La investigación de la HRF indica que su detención se debe a su asociación con una institución educativa turca en Kosovo y forma parte de la represión nacional e internacional más amplia dirigida por el Gobierno turco contra cualquier persona o institución asociada o percibida como asociada con la filosofía religiosa de Hizmet. En la actualidad, Turquía está tomando medidas enérgicas contra la filosofía de Hizmet y contra cualquier supuesto seguidor del llamado “movimiento Gülen”, que es lo que, en este caso, ha convertido a los ejecutivos y profesores del Colegio Mehmet Akif de Kosovo en objetivos del régimen turco.

El jueves por la mañana, la policía de Kosovo arrestó a seis ciudadanos turcos, un médico y cinco profesores, que trabajaban en un grupo de escuelas afiliadas al movimiento Gülen, acusado por el autocrático presidente turco Recep Tayyip Erdogan de haber planeado un intento fallido de golpe de Estado en 2016, según informaron The Associated Press y la agencia de noticias estatal turca Anadolu.