#Vídeo: La congresista estadounidense Margo Davidson reflexiona sobre su visita a los refugiados turcos en Grecia


Una representante del Estado de Pennsylvania, Margo Davidson, visitó a refugiados turcos en Grecia que huyeron de la persecución del régimen despótico dirigido por el autocrático presidente turco Recep Tayyip Erdogan y ha declarado que “oímos hablar de madres encarceladas justo después del parto en Turquía. Es realmente una vergüenza; y que todavía estén siendo perseguidos por el gobierno turco en este momento es realmente aterrador”.

En un video, la congresista Margo Davidson ha hablado de su visita a los refugiados turcos que se han refugiado en Grecia. “Cuando mis electores procedentes de Turquía empezaron a hablarme de la difícil situación del pueblo turco, se volvió cada vez más preocupante. Y entonces, cuando un líder de la comunidad turca que conozco desde hace varios años me pidió que viniera y viera yo misma lo que estaba sucediendo, estaba más que dispuesta a ser testigo de lo que estaba ocurriendo con los amigos y familiares de mis electores aquí en (el distrito de) Upper Darby”, dijo.

Davidson ha compartido sus experiencias e impresiones en Grecia frente a los refugiados turcos en un vídeo:

“Las historias de cómo fueron perseguidos en su país y las grandes distancias y el peligro por el que pasaron para escapar… nadie se pondría en ese nivel de peligro si no hubiera enfrentado el nivel de persecución al que se enfrentaba en su país.”

Tuve muchos momentos donde estaba llorando. Supongo que el momento más emocionante para mí fue la historia de la niña cuya madre se estaba ahogando al cruzar el río. Y su madre estaba muy asustada porque ya tenía miedo del agua. Y el agua subía por su cuello. Y no podía nadar, y comenzó a hundirse, y fue su hija la que se metió en el agua para subirla.

Había siete hombres adultos en esa habitación, y todos estaban llorando. Todos estábamos llorando. Podías ver el trauma de esa experiencia incluso en la cara de la joven. Pensé en aquellas miles y miles de personas —incluso por horrible que fuera esa historia— que no tenían los medios para salir.

Y cuántas personas fueron engañadas por contrabandistas, tratando de salir, teniendo que cruzar el río, las increíbles hazañas que llevaron a cabo para que sus hijos recién nacidos no tuvieran que ir a la cárcel. Porque eso era a lo que se enfrentaban.

Había madres embarazadas que cruzaron el río, madres con hijos muy pequeños y niños mayores… Aparte de las 600 o más familias que escaparon. ¿qué hay de los miles de personas que no pudieron escapar, que fueron detenidas, que estaban en la cárcel?

Oímos hablar de madres encarceladas justo después del parto en Turquía. Es realmente una vergüenza; y que todavía estén siendo perseguidos por el gobierno turco en este momento es realmente aterrador.

Turquía había implantado la democracia, pero ahora hay un gobierno unipersonal —que es lo que llamamos una dictadura— y por eso creo que entiendo perfectamente lo que está ocurriendo en Turquía y quiénes son las dos partes, lo que son las fuerzas opuestas. Realmente me abrió los ojos; no era consciente de la persecución que estaba teniendo lugar en Turquía.

Posteriormente, he leído más sobre lo que está pasando en Turquía y cómo la mayoría del mundo, el público en general, no sabe lo que está pasando. Y cuán trascendental es, porque el clérigo (Fethullah) Gülen tenía escuelas en 170 países y —según los informes publicados— Turquía se mostró muy vigilante en tratar de hacer que esas personas sean detenidas y extraditadas a Turquía para que sean encarceladas.

La comunidad turca ha sido muy trabajadora aquí en Estados Unidos, ha contribuido enormemente a la sociedad estadounidense, y definitivamente ha contribuido enormemente a mi distrito aquí. Por lo tanto, creo que los funcionarios electos de distintos partidos entenderían mejor la situación mundial —sobre todo en lo que se refiere a Turquía— si visitaran personalmente algunos de estos lugares.”

Turquía sufrió un controvertido intento de golpe militar el 15 de julio de 2016 en el que 249 personas perdieron su vida. Inmediatamente después del golpe de Estado, el gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) junto con el presidente Erdogan culpó al movimiento de Gülen.
Gülen, quien inspiró al movimiento, negó enérgicamente tener ningún rol en el golpe fallido y pidió una investigación internacional sobre él, pero el presidente Erdogan llamando al intento de golpe “un regalo de Dios” y el gobierno iniciaron una amplia purga para limpiar a los simpatizantes del movimiento de las instituciones estatales, deshumanizando a sus figuras populares y poniéndolas bajo custodia.

Turquía ha suspendido o despedido a más de 150.000 jueces, profesores, policías y funcionarios públicos desde el 15 de julio de 2016. El ministro del Interior turco anunció el 12 de diciembre de 2017 que 55.665 personas han sido detenidas. Anteriormente, el 13 de diciembre de 2017, el Ministerio de Justicia anunció que 169.013 personas han sido procesadas por cargos relacionados con el golpe de Estado.

“Un total de 48.305 personas fueron detenidas por tribunales de Turquía en 2017 por sus presuntos vínculos con el movimiento Gülen”, dijo el 5 de enero de 2018 el ministro del Interior turco Süleyman Soylu. “El número de detenciones es casi tres veces mayor”, dijo Soylu en una reunión de seguridad en Estambul y afirmó que “ni siquiera estas cifras son suficientes para revelar la gravedad del asunto”.