IBAHRI destaca la difícil situación de los abogados turcos en el “Día de los Abogados en peligro”

Con motivo del Día de los Abogados en peligro, en medio de la creciente evidencia de que los defensores de los derechos humanos y profesionales del Derecho en Turquía están siendo sistemáticamente perseguidos, detenidos y procesados por las autoridades turcas, el Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Internacional de Abogados (IBAHRI) pide al gobierno de Turquía para que ponga fin a las persecuciones. Además, el IBAHRI pide la cancelación de todos los procedimientos contra aquellos que han sido arbitrariamente detenidos y/o procesados y la liberación inmediata de los condenados.

El Copresidente del IBAHRI, Embajador (retirado) Hans Corell, comentó:

“El IBAHRI está profundamente preocupado por el gran número de personas detenidas en Turquía que forman parte de grupos que promueven los derechos humanos y la democracia en el país, o que han estado trabajando en casos en los que las autoridades estaban, hasta cierto punto, involucradas. Esta situación demuestra un flagrante desprecio por el Estado de derecho y constituye un ataque deliberado contra los defensores de los derechos humanos y los profesionales del Derecho. Pedimos al Gobierno turco que ponga fin a esta deplorable situación y que se adhiera a los instrumentos internacionales, incluida la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que vinculan a Turquía.”

Desde que se estableció el estado de emergencia tras un intento de golpe de Estado en 2016, los informes ponen de manifiesto que el presidente Recep Tayyip Erdogan y su gobierno han atacado sistemáticamente a abogados con 572 abogados detenidos, 1.488 abogados procesados, 79 abogados condenados a cadena perpetua y aproximadamente 34 colegios de abogados cerrados.

Según la Iniciativa Arrested Lawyers Initiative, los motivos de procesamientos han sido generalmente la presunta afiliación a una organización terrorista armada, con penas de hasta 13 años de prisión. Una prueba clave para vincular a los abogados con la supuesta “organización terrorista” ha sido el uso de la aplicación llamada ByLock, una aplicación de mensajería segura y cifrada que se utilizaba ampliamente en Turquía.

El Copresidente del IBAHRI, el Honorable Michael Kirby AC CMG añadió:

“El IBAHRI también está preocupado por las denuncias de torturas y malos tratos contra los abogados detenidos, e insta a las autoridades turcas a que impidan cualquier otra forma de malos tratos e investiguen inmediata y eficazmente todas las denuncias de tortura y malos tratos”.

“Para que Turquía salga de su actual período de confusión y ponga fin al estado de emergencia, es esencial que deje de centrarse en los defensores de los derechos humanos y los profesionales del Derecho. Con este fin, pedimos a las autoridades turcas que pongan en libertad, sin demora, a todos aquellos que han sido detenidos ilegítimamente o detenidos durante períodos excesivos sin supervisión judicial independiente y basada en pruebas creíbles y en una autoridad legal desde julio de 2016.”