Golpeado y torturado un ciudadano turco en el consulado turco de Rotterdam

Un ciudadano turco que vive en los Países Bajos presentó una denuncia penal afirmando que fue golpeado y ha sufrido un ataque con gas lacrimógeno por el personal de seguridad del Consulado turco en Rotterdam, según informó la BBC.

A Erdal Akbaba, un empresario turco que vive en La Haya, quien va a estar de baja médica por 18 días por el ataque que sufrió, se le dijo que había evitado por poco perder la vista a causa de los gases lacrimógenos.

Akbaba fue al consulado turco en Rotterdam con su familia para registrar a su hija recién nacida, pero el registro no pudo completarse debido a un problema técnico.

Akbaba y su familia fueron al consulado por segunda vez una semana después, pero después de esperar cuatro horas, le dijeron que el sistema informático no funcionaba. Quería recuperar los documentos que había presentado, pero el agente rechazó su solicitud. El oficial llamó al personal de seguridad, después de que la discusión con Akbaba se acalorara.

Según Akbaba, cuatro agentes de seguridad le apuntaron con gas lacrimógeno a los ojos y empezaron a golpearlo, después de que les pidiera que hablaran más educadamente con él. Akbaba agregó que otras personas en el Consulado fueron testigos del evento y que su esposa tuvo que llamar a la policía. La policía de Rotterdam también dijo a la BBC turca que los testigos oculares confirmaron el relato de los hechos de Akbaba.

Parte médico de Erdal Akbaba