Fethullah Gülen pide a la comunidad internacional presionar al gobierno turco por violaciones de derechos humanos

El erudito turco-musulmán Fethullah Gülen ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional pidiéndole que advierta a las autoridades turcas que tomen las medidas necesarias para restablecer el Estado de derecho y proteger los derechos humanos fundamentales en el país.

El mensaje de Gülen llegó tras la pérdida de dos familias turcas, las familias Abdürrezzak y Dogan, en el río Maritsa/Evros a principios de esta semana, mientras huían de la persecución del gobierno turco a los seguidores del movimiento Gülen, acusado por el gobierno de haber planeado un fallido de golpe de Estado el 15 de julio de 2016. La familia Abdürrezzak tenía dos hijos de 3 y 11 años, y la familia Dogan tuvo un bebé de dos años y medio.

Gülen y el movimiento niegan rotundamente cualquier implicación en la intentona.

El erudito musulmán dijo que estaba devastado al enterarse del fallecimiento de los miembros de las dos familias en el río Maritsa/Evros.

“La caza de brujas sin precedentes en Turquía continúa de una manera que no deja ninguna oportunidad a personas inocentes de llevar una vida digna. Como resultado de las violaciones de los derechos humanos, que han sido condenadas por todas las organizaciones de seguimiento de los derechos humanos, principalmente por los relatores de las Naciones Unidas, los ciudadanos de este país que no han cometido el más mínimo acto de maldad se ven obligados a abandonar su patria asumiendo muchos riesgos”, dijo Gülen en su mensaje.

Miles de personas han huido de Turquía debido a una masiva caza de brujas lanzada por el gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) contra los simpatizantes del movimiento de Gülen tras el fallido golpe de Estado en julio de 2016.

Alrededor de 150.000 personas han sido detenidas y cerca de 60.000, entre ellos académicos, jueces, médicos, maestros, abogados, estudiantes, policías y otros, han sido puestos en prisión preventiva desde el intento de golpe de Estado. Mientras tanto, 150.000 personas han perdido su trabajo mediante la purga de las instituciones públicas por el gobierno tras el golpe de Estado.

Gülen dijo que la comunidad internacional debería tener muy en cuenta que, aunque Turquía se jacta de acoger a refugiados de otros países, pone en peligro la vida de sus propios ciudadanos al obligarlos a realizar viajes peligrosos para salir del país.

“La comunidad internacional… debería advertir a las autoridades turcas que garanticen el restablecimiento de la ley y la protección de los derechos humanos fundamentales en el país”, añadió Gülen.

El gobierno turco habla con orgullo de abrir las puertas del país a los refugiados sirios que han huido de la guerra civil en su país y Turquía sigue acogiendo a unos 3 millones de refugiados de Siria. Sin embargo, miles de turcos se han visto obligados a convertirse en refugiados en varios países debido a la caza de brujas del gobierno contra el movimiento de Gülen.

http://afsv.org/fethullah-gulens-statement-regarding-the-family-that-drowned-in-the-meric-evros-river/#.WobzQiNDnJ8