El Tribunal Constitucional de Turquía se pronuncia contra la liberación de un preso enfermo tras su muerte


El Tribunal Constitucional turco denegó en diciembre una solicitud de liberación del preso enfermo Celal Şeker, nueve meses después de su fallecimiento, informó el jueves la agencia de noticias Mezopotamya.

En su fallo, el Tribunal llegó a la conclusión de que el caso de la liberación de Şeker carecía de fundamento a pesar de los problemas de salud documentados que ponían en peligro la vida de la persona, descartando cualquier violación de las obligaciones legales del Estado.

El abogado de Şeker había solicitado al Tribunal Constitucional en el marco de la legislación de aplicación individual, después de haber agotado los recursos legales anteriores que resultaron no concluyentes para el alta y traslado de Şeker a un hospital. El Tribunal también había rechazado una solicitud inicial de requerimiento judicial contra la ejecución de su sentencia debido a su estado de salud, dictaminando que el “solicitante tiene acceso a los servicios de salud”.

Los tribunales inferiores habían denegado las solicitudes de liberación de Şeker y el aplazamiento de su sentencia a pesar de que se basaban en diagnósticos de varios hospitales de que sufría de insuficiencia cardíaca, así como de insuficiencia renal crónica, que en conjunto equivalían a una condición crítica.

El Consejo de Medicina Forense, por otra parte, había publicado un informe que decía que el encarcelamiento de Şeker no suponía ningún riesgo para la vida.

Şeker murió de un ataque cardiaco en febrero de 2018 mientras estaba entre rejas en la provincia de Diyarbakır. El Tribunal Constitucional tomó la decisión de desestimar la solicitud y dictaminó que la demandante asumiera las costas del litigio nueve meses más tarde.