El TEDH suspende el juicio de Uludere debido a la llegada tardía de documentos


Los familiares de los 34 civiles kurdos que fueron asesinados en diciembre de 2011 en una redada en Uludere, en la frontera entre Turquía e Irak, por aviones militares turcos que confundieron al grupo con rebeldes kurdos de Irak, tienen fotos mientras organizan una protesta en Ankara el 28 de diciembre de 2013. AFP / ADEM ALTAN

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha archivado un caso relativo a la masacre de Uludere, en la que 34 personas, en su mayoría jóvenes, murieron en un bombardeo de aviones militares turcos, debido a la llegada tardía de un documento solicitado a los abogados del demandante.

El jurista Kerem Altiparmak, que también está involucrado en el caso, anunció la decisión del TEDH con un tuit enfadado, diciendo: “El nombre del tribunal debería cambiarse por el de Tribunal Europeo de Inadmisibilidad, porque eso es lo que mejor hacen”.

El incidente ocurrió el 28 de diciembre de 2011 y las declaraciones iniciales afirmaban que se creía que los aldeanos eran terroristas que viajaban a lo largo de la frontera entre Irak y Turquía.

Altiparmak también enfatizó que no había habido progreso judicial en el caso Uludere durante siete años.

En febrero de 2012, el primer ministro turco ofreció una indemnización de 123.000 liras turcas a las familias de las víctimas, que se negaron a aceptarla.

Tras el incidente, el Parlamento turco nombró una comisión de investigación que trabajó durante 15 meses y elaboró un largo informe, alegando que no podían identificar a los responsables de los atentados. “Cualquier evidencia que implique que el bombardeo de civiles ocurrió intencionalmente no puede ser encontrada”, reportó el comité.

En enero de 2014, un fiscal militar se negó a abrir un caso contra cinco sospechosos en el incidente, alegando que estaban cumpliendo con su deber y que el bombardeo de civiles fue un “error inevitable”.

Ferhat Encü, que perdió a 12 de sus familiares, entre ellos un hermano, en el bombardeo, fue elegido diputado del pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en 2015. En junio de 2017, Encü fue condenado por el 2º Tribunal Penal Superior de la ciudad de Sirnak a 55 meses y 10 días de prisión por terrorismo.