El partido pro kurdo HDP: “La democratización de Turquía depende de una paz permanente”


El pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) de Turquía celebró una conferencia de prensa el miércoles para compartir su visión sobre las soluciones a la cuestión kurda, haciendo hincapié en que la democratización de Turquía depende de una paz permanente después de décadas de conflicto, reportó Bianet.

“La paz no es sólo evitar el conflicto, la muerte y el sufrimiento, sino que será el mayor paso hacia la virtud, la bondad y la coexistencia”, dijo la copresidenta del partido, Pervin Buldan, en Diyarbakir.

La declaración fue leída en turco por Buldan y en kurdo por el diputado del HDP Feleknas Uca.

Según la hoja de ruta del HDP, la plena aplicación del acuerdo de la Carta Europea de Autonomía Local, que fue firmada por Turquía en 1992 con algunas excepciones, sería una piedra angular para una resolución de la cuestión kurda.

La “cuestión kurda” es un término que enmarca un conflicto en curso entre el ejército turco y el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que se inició en 1984 y que también se refiere a la reivindicación de sus derechos por parte del pueblo kurdo durante décadas.

El HDP también propuso la redacción de una constitución que se centre en la laicidad (un tipo de secularismo), el pluralismo y la separación de poderes, junto con una ciudadanía multilingüe, multirreligiosa e igualitaria. El programa del HDP prevé permitir el uso del idioma kurdo en la burocracia y la educación.

El programa destacó principalmente los problemas derivados de los decretos emitidos durante un estado de emergencia que se ha extendido siete veces desde julio de 2016, comprometiéndose, por ejemplo, a liberar a todos los periodistas, políticos, mujeres y estudiantes injustamente encarcelados.

“Todas las personas que fueron desplazadas por los toques de queda a partir de 2015 serán compensadas y las ciudades que fueron destruidas serán reconstruidas como se diseñó originalmente”, prometió el HDP.

La declaración también se refería a dos años de negociaciones de paz entre el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y el líder proscrito del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Öcalan, afirmando que el proceso se detuvo debido a las expectativas políticas del AKP.

Las negociaciones fueron canceladas por el presidente Erdogan y su partido después de las elecciones del 7 de junio de 2015, en las que el HDP superó el umbral electoral del 10 por ciento y obtuvo una fuerte representación en el Parlamento.

El HDP también hizo un llamamiento para el establecimiento de una Unión Nacional Kurda que incluiría a los kurdos que viven en varios países de Oriente Medio.