El juez turco, Premio Václav Havel de Derechos Humanos, condenado a 10 años de cárcel


Murat Aslan, presidente de la ahora disuelta Asociación de Jueces y Fiscales (YARSAV), fue condenado el viernes a 10 años de prisión por cargos falsos de pertenencia a una “organización terrorista” en referencia al movimiento cívico religioso Gülen.

El 25º Tribunal Penal Superior de Ankara dictó sentencia a pesar de que los abogados de Arslan solicitaron la destitución del juez, alegando la falta de independencia del tribunal. El fiscal se opuso a la solicitud y el tribunal siguió escuchando el juicio, lo que llevó a los abogados defensores a abandonar la sala.

Arslan fue arrestado en octubre de 2016 como parte de una investigación sobre el movimiento Gülen después de haber sido despedido de su puesto en el Tribunal de Cuentas en julio de 2016.

Fue galardonado con el prestigioso Premio Václav Havel de Derechos Humanos 2017 por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE). “Arslan es un firme defensor de la independencia del poder judicial”, dijo PACE en el anuncio del galardonado.

YARSAV, que era miembro de la organización europea Magistrats Européens pour la Démocratie et les Libertés (MEDEL), fue una de las miles de instituciones cerradas por el gobierno en el primer decreto de estado de emergencia emitido tras un intento fallido de golpe de Estado en julio de 2016.