Diputado del HDP: “Hay 700 bebés en las cárceles turcas que viven en condiciones miserables”

“Hay 700 bebés en las cárceles [turcas] y viven en condiciones miserables. Las cárceles no son para bebés”, dijo el activista de derechos humanos y diputado del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) Ömer Faruk Gergerlioglu durante una conferencia de prensa en el parlamento el martes, según informó T24.

Dijo a los periodistas que había presentado más de 200 denuncias de reclusos por violaciones de los derechos humanos a la Comisión de Investigación de Derechos Humanos del Parlamento, de la que también es miembro; sin embargo, en los tres meses transcurridos desde su presentación, no ha podido recibir ninguna respuesta.

Después de tres meses, se le dijo que se debería formar un subcomité para atender las quejas de los reclusos.

Dando ejemplos de abusos a los derechos humanos cometidos en las prisiones Gergerlioglu también enfatizó que incluso la comida servida a los prisioneros era antihigiénica.

El número de bebés y mujeres embarazadas en las cárceles aumentó tras un controvertido intento de golpe de Estado en 2016, tras el cual el Gobierno turco lanzó una campaña de persecución contra los disidentes.

Acusando al movimiento Gülen de orquestar el fallido golpe de Estado, el gobierno declaró a los seguidores del movimiento “terroristas”, gente de todos los sectores sociales, incluyendo jueces, empresarios, periodistas, maestros, amas de casa y ancianos.

Tras un estado de emergencia de dos años que se levantó en julio de este año, el Parlamento aprobó una nueva ley antiterrorista que refuerza las medidas contra los sospechosos de terrorismo.

Durante el estado de emergencia, el gobierno despidió a unos 140.000 funcionarios públicos e investigó a unos 600.000 acusados de terrorismo.

Más de 17.000 mujeres en Turquía, muchas de ellas con niños pequeños, han sido encarceladas en la represión sin precedentes y sometidas a tortura y malos tratos en centros de detención y cárceles como parte de la campaña sistemática del gobierno de intimidación y persecución de críticos y opositores, según un informe titulado “Mujeres encarceladas en Turquía: Campaña sistemática de persecución y miedo”.