Desapariciones forzadas en Turquía: Ya son cuatro los secuestrados en febrero


Acciones ilegales como los secuestros y las desapariciones forzadas en Turquía, a menudo perpetradas por los servicios de seguridad o grupos clandestinos con la aprobación o el conocimiento de las autoridades, han reaparecido recientemente justo cuando se pensaba que esta aborrecible práctica era cosa del pasado, principalmente confinada al período oscuro de la década de 1990, cuando los kurdos fueron víctimas de asesinatos extrajudiciales.

El brutal régimen del presidente Recep Tayyip Erdogan se ha dedicado a privar a muchas víctimas de su libertad sin reconocer su detención no oficial. El principio del debido proceso fue descartado por completo en estos casos bajo el estado de emergencia, renovado por cuarta vez. Obviamente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos recibirá una serie de denuncias de desaparición forzada en Turquía, al igual que ocurrió con los numerosos casos que surgieron de una campaña militar contra el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), en el sudeste de Turquía, en la década de los 90.

Salih Zeybek y Gökhan Türkmen, dos funcionarios que fueron despedidos por decretos del gobierno, fueron secuestrados en febrero, denunciaron sus esposas en las redes sociales esta semana.

Fatma Betül Zeybek, la esposa de Salih Zeybek, ha dicho que su marido fue secuestrado por hombres armados en la provincia turca de Edirne la noche del 21 de febrero.

En la cuenta de Twitter de su marido Zeybek dijo que el coche de la familia fue detenido por hombres armados en las cabinas de peaje de Havsa en Edirne mientras sus hijos de 6 y 9 años estaban en el vehículo.

La mujer dijo que los hombres amenazaron con dañar a su familia si ella denunciaba el incidente a la policía y que esa fue la razón por la que esperó cinco días para presentar una denuncia penal en una fiscalía contra los autores del incidente.

“Hoy he podido presentar una denuncia penal [contra los secuestradores]. No he sabido nada de mi marido desde hace días. Estoy preocupada por su vida, no sé dónde está”, dijo la mujer en Twitter, pidiendo ayuda a las autoridades turcas para encontrar a su marido.

La esposa de Gökhan Türkmen, que también escribió desde una cuenta de Twitter creada en nombre de su marido (@gokhanturkmen07), informó que no recibió ninguna noticia de su marido durante 20 días, pidiendo ayuda al Ministerio del Interior y al gobernador de Antalya.

Gökhan Türkmen, de 42 años, funcionario despedido durante el estado de emergencia tras el fallido intento de golpe de Estado del 15 de junio de 2016, se cree que fue secuestrado el 6 de febrero. Según su familia, Türkmen se escondía de la persecución y la tortura después de que su casa fuera allanada por policías antiterroristas fuertemente armados en su ausencia en agosto de 2016.

Cuando su madre acudió al Departamento de Policía de Antalya en busca de ayuda, según se informa, le dijeron que se había localizado hasta Ankara un vehículo privado perteneciente a Turkmen. Sin embargo, la familia informa de que el coche de Özmen ha estado en el aparcamiento desde que salió de la casa para esconderse. Además, se le dijo a la familia que Türkmen recientemente usó su tarjeta de crédito y que se activaron dos nuevas tarjetas sim a su nombre. La familia se sorprendió ya que su tarjeta de crédito estaba en casa. La familia está preocupada por los intentos de plantar evidencia para incriminarlo.

La semana pasada, Özgür Kaya y Yasin Ugan, ambos de Ankara, fueron secuestrados por hombres armados de sus viviendas y la policía dijo que no tenía información sobre su paradero. Sin embargo, un periodista turco, Cevheri Güven, descubrió que el Departamento de Policía de Ankara presentó un informe sobre el secuestro de dos hombres a principios de este mes, al mismo tiempo que negaba cualquier conocimiento del incidente o de su paradero.

Con dos nuevos casos esta semana, el número total de personas secuestradas en febrero llegó a cuatro. Hasta la fecha, las autoridades turcas no han revelado ninguna información sobre las acusaciones de secuestro. (SCF – Turkish Minute – Bold Medya)