Cumbre de Varna: Los líderes de la UE deben instar al presidente Erdogan a que respete los derechos humanos


75 eurodiputados han enviado hoy una carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, antes de la Cumbre UE-Turquía que se celebrará el lunes 26 de marzo en Varna, Bulgaria. Instaron a los dirigentes de la UE a que los derechos humanos centren la cumbre y a que presionen al presidente Erdogan para reclamar la liberación de decenas de periodistas y otros injustamente encarcelados.

“Cada periodista injustamente encarcelado en Turquía está dañando la democracia en el país. Su futuro debería ser motivo de preocupación de los líderes de la UE en Varna”, han declarado hoy los eurodiputados.

Turquía se encuentra bajo estado de emergencia tras el fallido golpe de Estado de julio de 2016 y el presidente Erdogan ha encabezado el gabinete y ha gobernado el país por decreto, con una débil supervisión parlamentaria y judicial. Desde julio de 2016, los medios de comunicación independientes han sido silenciados, con más de 160 medios de comunicación y editoriales cerrados.

Hay decenas de periodistas encarcelados en Turquía. Durante dos años, Turquía ha sido el país con el mayor número de periodistas detenidos del mundo. Muchos de ellos se encuentran en prisión preventiva acusados de terrorismo y podrían ser condenados a cadena perpetua. Decenas de personas son encarceladas por llevar a cabo su trabajo legítimo como periodistas, sin jamás abogar por la violencia.

“Poner entre rejas a críticos y periodistas no puede ser una respuesta a los desafíos de Turquía. Es responsabilidad de la UE denunciar a las personas injustamente encarceladas y recordar al mundo que no deben estar entre rejas”, prosiguieron los eurodiputados.

En octubre de 2017, seis miembros del Parlamento Europeo se comprometieron a seguir de cerca un caso de un periodista detenido arbitrariamente y a hacer continuos llamamientos para su liberación. Entre ellos, Akın Atalay, director ejecutivo de Cumhuriyet; Abdullah Kılıç, ex columnista del diario Meydan; y Zehra Dogan, artista y periodista del portal feminista de noticias kurdas JINHA, siguen, hasta la fecha, entre rejas.

Alpay, de 74 años, politólogo y ex columnista del periódico Zaman, fue puesto en libertad el 16 de marzo, pero bajo control judicial está sujeto a confinamiento en su casa mientras continúa el juicio. Ahmet Sik, escritor y reportero del diario opositor Cumhuriyet, fue puesto en libertad el 9 de marzo, a la espera de que concluyera su juicio. İnan Kızılkaya, ex director de noticias del diario pro kurdo Özgür Gündem, fue puesto en libertad en octubre de 2017, pero sigue enfrentando cargos a pesar de la ausencia de pruebas de su implicación en actividades ilegales.

“Estamos profundamente conmocionados por el colapso de la independencia del poder judicial de Turquía. El presidente Erdogan debería dejar de esconderse detrás del estado de emergencia para justificar lo injustificable”, han declarado los eurodiputados.

Muchos otros, incluidos los defensores de los derechos humanos Osman Kavala y Taner Kilic, académicos, abogados y miembros electos del parlamento y políticos locales, también permanecen entre rejas.

“Los ciudadanos turcos merecen un dinámico público vibrante, pero meses de represión están llevando a Turquía por el otro camino. Varna debería ser un punto de inflexión”, concluyeron los eurodiputados.

El Parlamento Europeo ha condenado en repetidas ocasiones el encarcelamiento arbitrario de muchos periodistas en Turquía y ha pedido su liberación inmediata, emitiendo la Resolución del Parlamento Europeo, de 8 de febrero de 2018, sobre la situación actual de los derechos humanos en Turquía.

Los miembros del Parlamento Europeo que pusieron en marcha el proyecto de hermanamiento en octubre de 2017 y firmaron la carta a la Comisión y al Consejo son:

Fabio Massimo CASTALDO (EFDD), Tanja FAJON (S&D), Rebecca HARMS (Greens/EFA), Michaela ŠOJDROVÁ (EPP), Jordi SOLÉ (Greens/EFA)
Julie WARD (S&D)

Los siguientes miembros del Parlamento Europeo que firman la carta enviada a la Comisión y al Consejo son:

Ana Gomes (S&D), Ana Miranda (Greens-EFA), Anna Maria Corazza Bildt (EPP),
Bart Staes (Greens/EFA), Beatriz Becerra Basterrechea (ALDE), Benedek Jávor (Greens/EFA), Bernd Lucke (ECR), Birgit Sippel (S&D), Barbara Lochbihler (Greens EFA)
Bodil Valero (Greens/EFA), Boris Zala (S&D), Brando Benifei (S&D), Bronis Ropé  (Greens/EFA), Charles Goerens (ALDE), Claude Turmes (Greens/EFA), Costas Mavrides (S&D), Demetris Papadakis (S&D), Eleonora Evi (EFDD), Elly Schlein (S&D), Eva Joly (Greens/EFA), Georgi Pirinski (S&D), Georgios Epitideios (Non-attached Member), Helga Stevens (ECR), Helga Trüpel (Greens EFA), Hilde Vautmans (ALDE), Isabella Adinolfi (EFDD), Jaromir Stetina (EPP), Javi López (S&D Group), Jiří Pospíšil (EPP), Joachim Starbatty (ECR), John Howarth (S&D), José Inácio Faria (EPP), Juan Fernando López Aguilar (S&D), Jude Kirton-Darling (S&D), Judith Sargentini (Greens/EFA), Keith Taylor (Greens/EFA), Klaus Buchner (Greens/EFA), Liadh Ní Riada (GUE-NGL), Luke Ming Flanagan (GUE-NGL), Lynn Boylan (GUE-NGL), Marco Valli (EFDD), Margrete Auken (Greens/EFA), Maria Arena (S&D), Marie-Christine Vergiat (GUE-NGL), Marietje Schaake (ALDE), Mark Demesmaeker (ECR), Martina Anderson (GUE-NGL), Matt Carthy (GUE-NGL)
Merja Kyllönen (GUE/NGL), Miapetra Kumpula-Natri (S&D), Michal Boni (EPP), Michel Reimon (Greens/EFA), Michèle Rivasi (Greens/EFA), Monica Macovei (ECR), Nikos Androulakis (S&D), Nadja Hirsch (ALDE), Pascal Durand (Greens/EFA), Patricia Lalonde (ALDE), Pavel Svoboda (EPP), Peter Kouroumbashev (S&D), Piernicola Pedicini (EFDD)
Renate Weber (ALDE), Richard Sulík (ECR), Rina Ronja Kari (GUE-NGL), Sirpa Pietikäinen (EPP), Soraya Post (S&D), Stefano Maullu (EPP), Takis Hadjigeorgiou (GUE-NGL), Terry Reintke (Greens/EFA), Theresa Griffin (S&D)