Condenados a cadena perpetua dos periodistas encarcelados por vínculos con el movimiento Gülen

El periodista Hidayet Karaca.

Un tribunal de Ankara condenó el viernes a cadena perpetua a los periodistas encarcelados Hidayet Karaca y Alaattin Kaya por sus vínculos con el movimiento Gülen.

El 4º Tribunal Penal Superior de Ankara condenó a cadena perpetua a cuatro de los siete acusados encarcelados por “intento de violación de la Constitución” justo antes de un polémico intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016, en un caso que se presentó contra 75 imputados acusados de tener vínculos con el movimiento Gülen.

Entre los acusados se encuentran Hidayet Karaca, que fue presidente del ahora cerrado Samanyolu Broadcasting Group; Alaattin Kaya, ex propietario del ahora cerrado diario Zaman; İlhan İşbilen, ex diputado del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y ex director general de Zaman; y Kazım Avci, primo de Fethullah Gülen.

El tribunal también condenó a los abogados de Fethullah Gülen, Abdülkadir Aksoy y Ali Çelik, y al empresario Dilaver Azim, a 10 años y 6 meses de prisión por “pertenencia a una organización terrorista armada”.

La corte también decidió retirar el caso contra Cemal Uşak, quien falleció el 25 de agosto de 2016 en el exilio. También separó los archivos de Fethullah Gülen y Adil Öksüz, el principal sospechoso de llevar a cabo la intentona. El expediente del antiguo redactor jefe del diario Zaman, Ekrem Dumanli, también estaba separado del caso.

Es común en Turquía que los periodistas sean investigados y encarcelados por su trabajo. Turquía ocupa el puesto 157 entre 180 países en la clasificación mundial de la libertad de prensa de 2018, según el informe de Reporteros sin Fronteras (RSF). Si Turquía pierde dos lugares más, estará en la lista negra de países que tienen el historial más pobre en libertad de prensa.

Turquía es la mayor cárcel de periodistas del mundo. Las cifras más recientes documentadas por Stockholm Center for Freedom muestran que 254 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación estaban encarcelados al 3 de mayo de 2018, la mayoría en detención preventiva. De los encarcelados, 192 estaban detenidos a la espera de juicio, mientras que sólo 62 periodistas han sido condenados y están cumpliendo su condena. Quedan pendientes las órdenes de detención de 142 periodistas que viven en el exilio o siguen prófugos en Turquía.

Deteniendo a decenas de miles de personas por sus presuntos vínculos con el movimiento Gülen, el gobierno también cerró cerca de 200 medios de comunicación, incluyendo canales de televisión y periódicos kurdos, después de un intento de golpe de Estado en Turquía el 15 de julio de 2016.