Ataque nacionalista a la iglesia armenia de Estambul


La Iglesia Apostólica Armenia Surp Takavor en el distrito Kadıköy de Estambul fue víctima de un ataque nacionalista anoche.

Según informó el diario Cumhuriyet, un grafiti que rezaba “Este país es nuestro” estaba garabateado en la pared exterior de la iglesia, mientras se había vertido basura a la entrada de la iglesia.

Condenando el ataque racista en su cuenta de Twitter, la Municipalidad de Kadıköy dijo que había limpiado inmediatamente la basura.

Las minorías religiosas y étnicas han sido cada vez más objeto de ataques racistas y de incitación al odio en Turquía.

En septiembre, los armenios que salían de la iglesia Narli Kapi en Estambu fueron apedreados por un grupo de niños que gritaban “¡Muerte para vosotros!”.

Un grafiti racista que decía “¡Que viva la raza turca!” fue garabateado en la pared del patio de una escuela armenia en Estambul el pasado mes de septiembre.

Más grafitis racistas contra los armenios que decían “¡Que sufran los armenios!” fueron pintados en la pared de la misma escuela en el noveno aniversario del asesinato del periodista turco armenio Hrant Dink.

Un mensaje idéntico apareció también en la pared de la escuela secundaria Surp Haç Ermeni en el barrio Baglarbasi de Estambul. “¡Que sufran los armenios!”, decía el mensaje.

Turquía ha sido testigo de un aumento sin precedentes en el discurso xenófobo, intolerante y lleno de odio por parte de los gobernantes de la nación, impulsado principalmente por su presidente, Recep Tayyip Erdogan, quien utiliza un discurso incesante y vil para incitar a la hostilidad, profundizando así las divisiones y fomentando la polarización en una nación de cerca de 80 millones de habitantes de cara a obtener beneficios políticos a corto plazo.