Los amigos del activista y filántropo turco encarcelado Osman Kavala piden su liberación

Los amigos del destacado activista, empresario y filántropo Osman Kavala han pedido su excarcelación en una declaración conjunta, siete meses después de haber sido detenido por primera vez.

“Somos testigos de la personalidad respetada, humilde y democrática de Osman Kavala, así como de su vida. Osman Kavala ha estado en la cárcel durante seis meses. Deben existir pruebas muy poderosas para negar la libertad de alguien durante tanto tiempo, pero aún no hay acusación”, dijo la declaración conjunta.

Todavía no se ha redactado un acta de acusación contra Kavala, que dirige la ONG Anadolu Kültür (Cultura Anatolia) y cofundó la famosa editorial İletişim Yayinlari. Durante décadas ha apoyado muchas causas liberales de izquierda en Turquía.

La carta fue escrita por la ex ministra de Justicia Aysel Çelikel; la presidenta de la Fundación Hrant Dink, Rakel Dink; dos ex rectores de la Universidad de Bósforo (Bogazici), Ayşe Soysal y Üstün Ergüder; dos ex presidentes del Colegio de Abogados de Estambul, Turgut Kazan y Yücel Sayman; y el ex Subsecretario de Orden Público y Seguridad del Ministerio del Interior, Murat Özçelik.

“Este trato a una persona tan respetable hiere nuestra conciencia y la conciencia de la sociedad. Los miembros de una sociedad no tienen que tener la misma opinión en todos los asuntos, pero no deben ser empujados a perder la esperanza en la conciencia de los demás o en los mecanismos de justicia. O bien se debe presentar una acusación seria ante el público por Osman Kavala, o bien debe ser liberado”, dice la declaración.

Kavala fue detenido el 18 de octubre de 2017. El 1 de noviembre de 2017 fue acusado de “intentar derrocar el orden constitucional” y de “intentar destituir al gobierno de la República Turca” a través de supuestos vínculos con un intento de golpe de Estado el 15 de julio de 2016 y con la corrupción de diciembre de 2013. También se le acusa de ser uno de los “gestores y organizadores” de las protestas del parque Gezi en el verano de 2013.

“El caso contra Osman Kavala es un ejemplo vergonzoso de cómo a las campañas de calumnias de los medios progubernamentales en Turquía les siguen decisiones politizadas de los tribunales”, había denunciado la organización internacional de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) en un comunicado su detención.