Activista kurda deportada por Noruega detenida en Estambul


Gülizar Taşdemir, una activista kurda que viajó a Noruega en busca de asilo en 2015, ha sido detenida en Estambul por la policía antiterrorista tras ser deportada el jueves.

La activista kurda se encontraba en un campo de Alemania, donde también había solicitado asilo, pero fue devuelta a Noruega después de que se rechazara su solicitud.

Taşdemir fue devuelta a Turquía desde Noruega poco después, cuando se rechazó su solicitud de asilo en ese país, y fue detenida en el aeropuerto Atatürk de Estambul a su llegada.

Según un informe de la agencia de noticias DHA, Taşdemir se unió al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en 1991, y había estado en uno de los campos del grupo en Irak en 2015, cuando se vio obligada a huir a Noruega bajo la amenaza del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El PKK está proscrito en Turquía, donde ha luchado por la autonomía kurda desde que lanzó una insurgencia separatista en 1984.

El periódico islamista progubernamental Yeni Akit afirma que Taşdemir es la “mano derecha” del alto dirigente del PKK Duran Kalkan.

El Congreso Europeo de las Sociedades Democráticas Kurdas (KCDK-E) condenó el regreso de Taşdemir a Turquía, diciendo que el Estado noruego había ignorado el derecho internacional para los solicitantes de asilo y puesto su vida en peligro al hacerlo.

El mayor partido político pro kurdo de Turquía, el Partido Democrático de los Pueblos, lanzó una campaña en las redes sociales, #NorwayExtraiditeKurdishActivistWoman, para protestar por el incidente.

Su extradición fue protestada en Oslo el jueves por un grupo de kurdos que dijo que Taşdemir tiene cáncer y necesita tratamiento urgente, informó el diario Evrensel.

Los kurdos se reunieron el jueves ante el Ministerio de Asuntos Exteriores noruego y condenaron la extradición de Taşdemir a Turquía. El Movimiento de Mujeres Noruegas Kvinnenfronten y la organización antifascista Motmakten también participaron en la manifestación.